Casillas, el adiós inevitable… por su bien

Iker Casillas, foto AFPA sus 33 años, Iker Casillas está en una edad perfecta para volver a ser el mejor portero del mundo. Pero tendrá que ser en otro club. Su situación en el Real Madrid ya es insostenible, el mecanismo destructivo ha funcionado. El lobby anti-casillas siempre existió, no nos engañemos, pero fue residual durante años hasta que ciertas situaciones y personalismos le dieron aire y legitimidad, y hoy es implacable. Ahora al portero de Móstoles se le culpa de sus fallos, de sus salidas y no salidas, pero también de los corners mal cedidos y peor defendidos, de la inoperancia de Benzema, de la ligereza de James, de la ausencia de un medio centro solvente, de la nula aportación colectiva de Bale y del fracaso de la selección, la de fútbol y casi la de baloncesto también. Y quien piense que exagero, que repase portadas, fotos, titulares y análisis de la prensa de estos días. Especialmente patético, por cierto, el paralelismo que hay quien pretende establecer entre Orenga y Del Bosque.

Hace poco menos de un año, el Atlético de Madrid se presentó en el Bernabéu con sus mejores argumentos, dio un repaso de principio a fin, se llevó los tres puntos sin contestación y nadie tuvo nada que objetar, ahí había dejado su candidatura al título de Liga que finalmente ganó. El sábado no fue así, no hubo tal repaso ni una superioridad manifiesta. Pero ganó otra vez, y lo hizo como quien gana en Los Cármenes o en El Arcángel, con todos mis respetos para quien llena las gradas de esos estadios. Eso es lo que debería preocupar seriamente al madridismo, la insustancialidad con la que ha iniciado la temporada su equipo, y es lo que deberá tratar de arreglar Ancelotti. Pero no, el debate que recibe más espacio y difusión, igual que el año pasado, es el de la portería.

Si es verdad que le pidió a Florentino Pérez que le dejara marchar –esto es, que le liberase de la cláusula-, resulta muy difícil entender lo que luego ha hecho al presidente. Cuando fichó a Keylor Navas, podía entenderse que finalmente había aceptado y asumido la marcha del capitán. Pero resulta que al que ha forzado a marcharse es a Diego López, que era el que quería quedarse. Ahora tiene el Madrid en el banquillo a un flamante portero que ha costado 10 millones, y de titular a uno cuestionado, vilipendiado, examinado inquisitoriamente en cada movimiento y en cada gesto. Y como no puede ser de otra manera con ese ambiente, a un hombre inseguro, triste y con permanente cara de circunstancias, como bien se encargan de reflejar insistentemente las cámaras y los objetivos. Sí, difícil de explicar, pero claro, ¿quién se atreve a intentar comprender todos los designios de don Florentino?

Los hechos del fútbol son lo único que podría ayudar a Casillas, y tampoco. En dos partidos le han disparado seis veces a bocajarro, y no ha parado ninguna. De santo ha pasado a demonio. Los dos títulos ganados en las dos competiciones que jugó la temporada pasada podían justificarle, y sin embargo se recuerda exclusivamente su pifia –por él reconocida- en la final de Lisboa. Y en el Mundial, él fue la imagen que más se utilizó para ilustrar la debacle colectiva, como si fuera el único que falló estrepitosamente en los dos nefastos partidos ante Holanda y Chile. Esa teoría de la simplificación tan nuestra, tan rotunda y tan cruel. ¿Te gusta ir al trabajo cada mañana sabiendo que tus jefes, tus compañeros y hasta los clientes y los de la oficina de al lado están absolutamente pendientes de todo lo que haces para pillarte en cualquier renuncio? ¿Es eso lo que llaman mobbing? Ya, en el sueldo de un futbolista podrá ir eso y más… pero no hay humano que lo soporte.

Lo cierto es que la vida en el Real Madrid se ha hecho insoportable para el que ha sido el gran ídolo y referente durante casi década y media. Para el que ha estado en los grandes momentos y en los malos, no se olvide la larga travesía entre la novena y la décima, esos años de Queiroz, Luxemburgo, López Caro, los de Calderón de presidente, en fin… ahora él es el cáncer, y todo aquello debieron ser gripes o simples resfriados. Es verdad que del pasado no se vive siempre, pero cualquiera tiene derecho a defender su presente con el beneficio de la duda que otorga una trayectoria. Todo indica que Iker Casillas deberá cambiar de aires para demostrar y demostrarse a sí mismo que sigue vigente. Posiblemente, dentro de cuatro o cinco años, el Bernabéu le rendirá un ferviente y sentido homenaje. Sólo que por entonces habrá habido otro club que se lo habrá dado ya, mucho más sincero y espontáneo, y por apenas dos o tres años de servicios. ¿Se lo cuentas tú, Raúl González? Sea como fuere, el de Casillas es un adiós inminente e inevitable. Por su bien.

1 Comment

  1. Casillas es un mediocre, desde el 2006 su bajón de rendimiento deportivo es evidente y encubierto por palmeros como tu. Un sector de la prensa alimentado por el propio casillas con favores e informacion y otro sector arrodillado ante los intereses de su propio periódico o empresa o por su propio fanatismo, habéis creado a Raulito II.

    Raúl tuvo su bajón a principios de 2003 y no fue hasta 6-7 años después cuando ya no se pudo sostener su mentira y su falso madridismo.

    Casillas hace ya 8 años que no es ni su sombra, 8 años de campaña mediática y mentiras. Un portero que es un 9 en una sola cosa y un 2 en prácticamente todo lo demás.

    El Bernabéu no aprende. Y el próximo será Ramos.

    Nadie, y menos en el fútbol actual puede estar más de 8-10 años a un altísimo nivel. Sólo en España pasa esto, un lugar donde nadie dimite ni quiere retirarse a tiempo con tal de llevarse toda la pasta que se pueda.

    Por ultimo diré que es Casillas quien debe agradecer los títulos ganados y no al revés, gracias a los equipos en los que ha estado ha podido participar de ello, sí hubiera comenzado como portero, digamos, en el rallo vayecano por ejemplo, hace tiempo que estaría en segunda o en algún país lejano medio retirado. Así que es el quien le debe todo (incluyendo la pasta y los títulos) al real Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s