Del plasma al ectoplasma

Foto AP, Paul White, Gtresonline

Mira Jerónimo, decididamente me quiero casar con María. La amo, es la mujer de mi vida y lo que más deseo es compartir mi vida y formar una familia con ella… En estas, María asiste atónita a mi conversación con Jerónimo desde un circuito cerrado de televisión, o puesta en copia en un e-mail sin posibilidad de respuesta, o simplemente sentada al otro lado de la mesa, debidamente inmovilizada y amordazada. Es en estos precisos momentos cuando conoce mis intenciones respecto a ella, e ignoro cuál es su reacción porque si dice algo, no la escucho, y si hace algún gesto, no la estoy mirando, pendiente sólo como estoy de mi interlocutor.

El presidente del Gobierno ha reincidido en la misma práctica que el pasado 1 de febrero, cuando compareciera ante los españoles a través de un plasma, o mejor dicho, cuando se presentó y habló a los suyos pero dejando que la ciudadanía, que es la que está detrás de la prensa, le escuchara de lejos y se enterara de su mensaje. Sin posibilidad de respuesta, sin opción a preguntar, sin dirigirles la palabra ni la mirada. Como es la segunda vez, ya no puede achacarse a un error, a un mal asesoramiento, a una torpe puesta en escena. Responde a una línea de actuación, cuya transparencia consiste en mostrar a Mariano Rajoy en realidad como está hoy: cada vez más lejos, más ausente, más ajeno a sus representados cuyos destinos dirige. No hablemos ya de una pésima práctica de Comunicación, mejor hagámoslo de una conducta resueltamente anti-democrática.

“Todo para el pueblo pero sin el pueblo” preconizaban los monarcas absolutos de los siglos XVII y XVIII, en España hasta bien entrado el XIX. Verdad a medias, porque la segunda parte de la frase sí se cumplía rigurosamente, pero la primera casi nunca. “Todo para nosotros y entre nosotros”, es el lema implícito de los actuales gobernantes, el de los nuevos tiempos, y ya cuidan de que se cumplan ambas premisas. No hay más que analizar el contenido del discurso que sus devotos aplaudidores sí escucharon en vivo y en directo, y ya lo han hecho estos días los analistas políticos. Pero las formas ya lo dicen todo. Ya no hay favor del pueblo que ganarse, las penurias que le atenazan ya no son supuestamente achacables al adversario, ya no tiene sentido llamar a la prensa cada dos días y tener siempre algo que decirles. Ahora, si te he visto no me acuerdo, y si me ves será a través del plasma.

Así es como un presidente avalado por más de diez millones de votos se evade, se esfuma y se evapora ante la vista asombrada –por no decir otra cosa- de los unos y de los otros. Del plasma al ectoplasma va un paso y cuatro letras, y su imagen fantasmal en la sala de prensa ilustra el estado de cosas. España se retuerce en escándalos y sobresaltos, la “marca” al garete señor ministro, la gente ni marca ni donde caerse viva ni muerta. Y su presidente es un espectro que de vez en cuando se aparece desde el más allá, hablándoles a otros, a su corte, diciéndoles lo que quieren escuchar. Intocable, inabordable, invisible más que transparente. De sus intenciones ya nos enteramos en carne viva, plasmadas quedarán las huellas de su paso por nosotros, pero ni decirle podremos que no queremos que el fantasma de Mariano se meta en nuestra cama.

Anuncios

3 Comments

  1. Mientras Rajoy se esconde detrás de un plasma, los desahuciados tiene que hacer un video para explicar que no son terroristas…..
    http://www.eldiario.es/sociedad/Video-desahucios-responden-PP-PAH_0_118638244.html
    Y los demás hablamos mucho, escribimos mucho y votamos mucho por internet pero no nos movemos de nuestros cómodos sofás. Vivimos en un país de mierda y no nos merecemos otra cosa. Se ríen y se mean en nuestra cara y aquí seguimos, que hasta que no nos toque no me muevo que me da pereza……
    Pues eso…. ahí están los periodistas viendo el plasma en vez de negarse a ir y no dar ninguna información de esa comparecencia. El periodismo y la ciudadanía hemos perdido la dignidad, que ya es lo último que se puede perder y participamos inmóviles al saqueo de nuestro país sin inmutarnos. Y luego la gente se extraña de que Franco muriera en la cama………

  2. A Franco lo dejas tranquilo que nos puso la paga extra de Navidad y expedientó a 700 españoles de pro, entre ellos varios generales, por llevarse el dinero a paraísos fiscales. No, si al final el caudillo va a ser el verdadero líder del partido de los trabajadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s