Mañana de septiembre

 

No te vayas, quédate un rato.

Quédate por favor, déjame que te mire.

Hace tanto tiempo, casi ni te reconocía, ahí en la puerta al entrar.

Quédate conmigo un rato, sólo quiero hablar contigo.

Hemos rodado tanto por el mundo, tal vez una vida entera…

Para encontrarnos aquí de nuevo.

 

Fue una mañana de septiembre.

Bailamos toda la noche hasta que hicimos juntos un nuevo día.

Dos locos amándose como en escenas de alguna película que habían visto.

Todavía hoy las mañanas de septiembre me hacen volver a sentir así.

 

Pero mira lo que has hecho.

¿Por qué has crecido, si eras una niña?

Todavía puedo oírte llorar en un rincón de tu habitación.

Y mira lo lejos que hemos llegado,

tan lejos de donde estábamos.

Pero no tan lejos como para olvidarnos.

 

Fue una mañana de septiembre.

¿No te acuerdas cómo bailamos aquella noche hasta que fue aquel día?

Estábamos locos y nos amábamos como en alguna película que habíamos visto.

Hace ya tiempo que las mañanas de septiembre me hacen volver a sentir así.

 

Hace ya tiempo que llevaba soñando

que una mañana de septiembre volverías a estar aquí.

manana-de-septiembre

P.D. La canción es de Neil Diamond, y lo único que hemos hecho es retocar muy levemente la letra. El vídeo hay que agradecérselo a milaraven y a los fotógrafos que contribuyen.

 

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s