Periodistas olímpicos

Foto Li Xin, Efe

Los Juegos Olímpicos son, ya saben, esas dos semanas en las que manifestamos un inusitado interés por deportes que durante los cuatro años anteriores no nos merecieron la menor atención, y dejarán de merecerla en los cuatro siguientes hasta la siguiente Olimpiada. A poco que olemos la redentora medalla de uno de los nuestros, nos fijamos y hasta llegamos a entender de halterofilia, taekwondo, tiro con arco… Pasados estos quince días mágicos, ya volvemos a la normalidad en la que sólo existe e importa el fútbol.

Por otro lado, el evento olímpico es posiblemente –o seguro- el acontecimiento mundial que recibe mayor afluencia y cobertura por parte de los medios de comunicación. Más de 25.000 periodistas están acreditados en Río de Janeiro. Los diarios, las cadenas de televisión y las emisoras de radio se vuelcan y envían a los mejores –y no sólo de información deportiva- redactores, comentaristas, narradores y especialistas. Auténticos campeones de la información como la gran Paloma del Río –qué bien le sienta esta vez el nombre-, que con ocho olimpiadas a cuestas aún se emociona retransmitiendo la ceremonia inaugural.

Ellos son los que nos lo cuentan todo y nos lo valoran. Recuérdese que la misión del periodista es informar, claro, pero ello implica muchas veces ayudar a la audiencia a entender cosas que a veces pueden ser complejas. Por ejemplo, no tiene por qué ser abogado ni licenciado en derecho, pero si cubre la actualidad relativa a asuntos jurídicos, tiene que ser capaz de entender ese mundo, de interpretar su lenguaje y saber transmitirlo de manera que la gente lo entienda. Por la misma regla de tres, no habrá muchos periodistas –quizás ninguno- especializados en judo, esgrima o pentatlón moderno, pero si van a informarnos de alguna de estas pruebas –porque hay un español en liza- tienen que documentarse, familiarizarse con ese deporte, aprenderse las reglas y, en fin, saber cómo se juega a eso para contárnoslo bien. Así, el periodista especializado en ciclismo puede aparecer narrando un combate de lucha, y el de tenis un partido de ping pong. Si son buenos –que la gran mayoría lo son- lo harán bien.

No tengo duda de ello, porque muchos ya lo han demostrado. Además, se pegarán una verdadera paliza para estar en todo y llegar a tiempo siempre. Recuérdese, o por si no lo saben, que el medio –la empresa– siempre, por definición, va a enviar a menos profesionales de los que harían falta –nos referimos a currantes, no a directivos, claro está. Lo del “más con menos” es común a muchas profesiones y negocios, pero en Periodismo es un axioma.

Pero lo que sí quisiera pedirles a los periodistas españoles destacados en Río es que sean eso, informadores. Y no hinchas. Todos queremos que ganen los nuestros, o que al menos queden bien. Pero no necesitamos que nos regalen los oídos y los ojos con relatos épicos ni con elegías, o en su defecto con proclamas sobre injusticias y conspiraciones. Que nos lo cuenten y además lo amenicen, que es parte de su labor. Que nos den las pautas para valorar si este lo hizo mejor y aquel peor, quién ciertamente tuvo mala suerte y quién se equivocó. Que nos emocionen, sí, cuando la ocasión dé lugar a ello. Pero que no abusen de imbuirnos del fervor patrio, según el cual los españoles son los héroes y los demás unos villanos. El periodismo nacional patriótico es de otro tiempo, cuando nos juraban que el viento soplaba en contra justo en la calle por la que competía el nuestro. Si el balón de waterpolo está mal hecho y se escurre de las manos, se escurrirá para todos. Si el piso está resbaladizo, todos se pueden caer. Si el árbitro es malo, partamos de la idea de que no se equivocará siempre para los mismos, luego ya se verá. Todos sabemos quién queremos que gane, y por lo tanto sobra enfatizarlo. Que nos lo cuenten, nos ilustren y nos diviertan en lo posible, nada más. Así serán verdaderos periodistas olímpicos. Que me consta que, si quieren, lo son.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s