Ruedas de prensa en la Luna

Rueda de prensa en la luna

Tres impecables ejecutivos de una compañía de reciente creación aguardaban de pie en la coqueta sala de un lujoso hotel, perfectamente dispuesta con las sillas en teatro, el atril, el proyector y la mesita con un suculento desayuno. Llevaban toda la mañana allí. En esto pasó un director de una agencia de comunicación que les vio y se interesó por la empresa, qué hacían, qué presentaban… “Pero no ha venido ningún periodista todavía” le dijeron con cierto deje de desilusión. “¿Y a quién habéis convocado?” les inquirió curioso el visitante. Entonces los lustrosos directivos fruncieron el ceño, o más bien les salieron patas de gallo. “¿Convocar? A nadie, nosotros hemos llegado, hemos alquilado la sala… y pensábamos que la prensa ya se enteraría”.

Un impulsivo directivo de una conocida multinacional decidió cambiar la perfecta fecha y hora a las que estaba fijada una rueda de prensa con una universidad, por otras digamos no tan perfectas. La razón era que pudiera estar presente el rector. El director de Comunicación le advirtió “me temo que estamos dando preferencia a la asistencia del rector, más que a la asistencia de periodistas”. Pero el directivo hizo oídos sordos. En efecto, la mesa presidencial del salón de actos quedó bien nutrida y perfectamente representada.

Los responsables de Marketing de otra empresa –también multinacional- estimaron que no tenía sentido buscar sitios céntricos, y aún menos gastarse el dinero en alquilar una sala y su catering, vaya dispendio, teniendo como tenían unas magníficas instalaciones en sus oficinas, y así además no había que molestar a la alta dirección con desplazamientos que perturbaran su agenda. “Pero es que estáis en ‘casa dios’ ”, intentó argumentar el ejecutivo de la agencia. Tampoco tuvieron a bien alquilar un autobús o qué menos que pagarle el taxi al que hasta allí se acercara. Ciertamente, la organización de aquella rueda de prensa no supuso lastre alguno para el presupuesto de Marketing.

“Que mire usted, que en Estados Unidos es otra cosa, que ustedes serán una cojo empresa y su presidente una celebridad, un papa de la nueva economía; pero en España, los periodistas no asisten a ruedas de prensa a las siete de la mañana aunque les convoque el presidente del Gobierno, que por cierto nunca lo haría; que mire que a General Electric una vez les boicoteó la prensa por convocar a la ocho”. Pero esta fue la historia de un inútil clamor en el desierto.

Las ocho de la tarde de un lunes puede que no sea, según el sector en cuestión, el día y el momento idóneos para convocar a los medios, tampoco es que el hotel fuera ideal, ni por situación ni por nivel. Pero lo peor de todo fue ver al pobre director de Marketing, al término de la rueda de prensa, despedirse de uno en uno de los asistentes –que esta vez sí hubo- para pedirles expresamente perdón por la cena que les habían dado. Al menos dio la cara el hombre.

Amigo mío, por más que te empeñes -y más empeño y tesón que le pongas-, si organizas una rueda de prensa un lunes a primera hora de la mañana y envías la convocatoria el viernes por la tarde, si no llamas siquiera a ver si queda alguien en las redacciones, y si no eres Florentino Pérez, George Clooney o el super ministro… pues te pasará esto que te ha pasado.

¿Y a quién se le ocurrió mandar una nota el día antes, avisando de que la rueda de prensa cambiaba de hora, y la razón no dicha era que coincidía con otras dieciséis…? Por no hablar del que cambió tres veces de hotel…

En fin, y por unir todos estos casos, verídicos, vividos y conocidos de primera mano… que no se pueden organizar ruedas de prensa en la Luna. Podrás ser más o menos importante, tener gran o una pequeña noticia, buenos o excelentes profesionales trabajando en el tema… pero si quieres que vengan a tu fiesta, por lo menos pónselo fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s