Ser Google responsive o no ser…

Byenrique web responsive

… Esa es la cuestión. La Tierra que hoy celebra su día no sabremos exactamente de quién es, y en todo caso podríamos intuirlo o especular con ello. Pero lo que no hace falta intuir es que la Red es de Google hoy por hoy. Y esta empresa decide, más que nadie, lo que encontramos en la web y lo que no. Su algoritmo de búsqueda, cuya fórmula es tan secreta como la de la Coca Cola, determina los criterios por los que unas páginas aparecen antes, otras después, y otras ni parecen existir. Ahora los de Mountain View han dado otra vuelta de tuerca. Desde esta semana, una modificación en dicho algoritmo prioriza a las páginas que son web responsive (ahora lo explicamos) y, por consiguiente, penaliza a las que no lo son.

Que una web sea responsive significa que puede ser visualizada en distintos dispositivos –móvil, tableta, además del puro ordenador…- sin que el usuario tenga que apañárselas para verla correctamente, agrandado texto, pasando el dedo, girando la pantalla… Es decir, que la web sea capaz de adaptarse por sí sola al dispositivo en cuestión. En concreto, la medida está claramente dirigida a favorecer a las páginas que se vean impecablemente en el teléfono móvil. Eso no es capricho, ya que los hechos demuestran que hoy día este medio representa el 60% del tráfico en Internet.

Lo que pasa es que es la propia Google, muy dueña de lo suyo, la que determina si la web en cuestión está “bien hecha” para los móviles. Si reúne los requisitos, por ellos definidos, para que el buscador la posicione bien o no. Curiosamente, una de las páginas que no pasarían la prueba del algodón sería la de Microsoft dedicada, precisamente, a su sistema operativo Windows para móviles. O las de la Unión Europea, que por cierto últimamente trata de buscarle las cosquillas al gigante californiano. Pero debe ser casualidad… Más información en esta crónica.

En teoría, y si se cumplen los vaticinios más tremendistas, a partir de ahora las páginas que no sean responsive bajarán drásticamente en las listas de búsquedas, incluso algunas podrían caer en el ostracismo digital. Ello supondría un grave problema para no pocas empresas, medios, blogs… para los que el posicionamiento en la Red es fundamental. Teniendo en cuenta que Google ostenta –o detenta, cada uno que opine- a día de hoy el 88% de las búsquedas en Internet, para algunas significaría prácticamente desaparecer de la Red. A cuenta de ello, traemos la noticia de este reciente estudio de Nominalia, según el cual el 90% de los españoles considera que las empresas que no están en Internet no existen. Por lo tanto, más que ser o no ser responsive, la cuestión ya sería la puramente shakesperiana ser o no ser…

Y en definitiva, ¿es tu web responsive o no? Google ha tenido la deferencia de habilitar esta herramienta, en la que cada uno puede comprobar si su sitio web se ajusta a los criterios por ellos definidos. En cuestión, esta página que estáis leyendo ha comprobado con satisfacción que sí lo es… o que es Google responsive, si se prefiere. Quién sabe si a partir de ahora va a dejar de serlo… Confiemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s