El inaudito caso de Jupp Heynckes

Heynckes

Hablamos de un tipo que lleva 50 años en el fútbol de élite, que se dice pronto. Como jugador fueron 15, ganó cuatro ligas y una Copa de la UEFA con aquel legendario Borussia Mönchengladbach de los 70, se les escapó la Copa de Europa, esa final perdida contra el Liverpool en 1977; con la selección alemana, campeón de Europa en 1972 –titular y elegido en el equipo ideal del torneo- y campeón del Mundo en 1974 –ahí fue suplente en beneficio de Holzenbein.

Sin embargo, para la mayoría de los que nos leen hoy, Joseph, más conocido como Jupp Heynckes, es un entrenador de también larguísimo recorrido y prestigio. De sus periplos por España se recordará que hizo jugar como un primor a ese Athletic de Bilbao que creía que su única esencia estaba en el catapumba parriba y no sabían que tenían a Julen Guerrero, a Valverde o a Estíbariz. Luego al Tenerife lo llevó hasta una semifinal de la UEFA, por primera y única vez en su historia. Y bueno, con él ganó el Real Madrid su ansiada séptima Copa de Europa, la que esperaba desde hacía 32 años, bueno, la que uno que escribe no había visto nunca. Y le echaron. Sí, aquella liga había sido un desastre, el clima del vestuario era insostenible, sus métodos no gustaban porque parecían demasiado normales, le tomaban por el pito del sereno…  De todo esto hablaba con detalle el otro día Santi Cañizares, uno de los que estaban ahí. Pero tantos entrenadores habían pasado, aspirado y rozado esa séptima… este por fin la consiguió y Lorenzo Sanz le echó.

A principios de este año se anunciaba a todo bombo, después de un año sabático y muchas especulaciones, el fichaje de Pep Guardiola por el Bayern Múnich. ¿Y Heynckes? Se jubila, dijeron. Yo soy de los que me lo creí, lo reconozco, porque tiene ya 68 tacos, y bueno porque yendo líder destacado de la Bundesliga como iba y ya pintando como muy serio aspirante en Europa después de haber sido finalista la temporada pasada, pues no cuadraba que ese equipo fuera a prescindir de su entrenador. Pero el caso es que fue él mismo el que se encargó de desmentirlo, que de jubilarse nada, le vendían antes de traer el pescado. El pasado fin de semana levantó la Champions, la quinta del Bayern, y Osram –que es como a Jupp le han llamado siempre por su proclividad a ruborizarse- ya puede presumir de que él también la tiene con dos equipos distintos; anteayer ganó la Copa alemana. La liga, ya digo, la tenía en el bolsillo desde hace casi dos meses. Triplete. Y le echan.

Vueltas que da la vida, me acuerdo bien de que, al año siguiente del triplete del Barça y antes de que esos tres títulos se reprodujeran en otros tres para terminar redondeando esos famosos seis en un año, Guardiola se ponía las vendas advirtiendo que lo conseguido en 2009 era insuperable. Muy inteligentemente, no se lo fueran a exigir todos los años, y con toda la razón del mundo, de hecho no volvieron a conseguirlo a pesar de que siguieron ejerciendo como el mejor equipo del mundo, que ya se sabe que no siempre es suficiente con eso. No sé cuánto se imaginaría Pep, en el momento de decidirse a aceptar la propuesta del Bayern, que llegaba a un equipo justo después de conquistar un triplete. Y que al entrenador que lo ha conseguido le han despachado para traerle a él. ¿Qué dirá ahora? Pues seguro que lo está pensando y con algo brillante saldrá, no lo duden.

En cuanto a Heynckes, lo que parece claro es que no se va a retirar a las Canarias a enrojecerse un poco más. El Real Madrid parece de tenerlo de segundo plato, si al final no cuaja lo de Ancelotti; se ha hablado, ojo, del Athletic si al final se cansan de Bielsa o Bielsa se harta de ellos, sería su tercera etapa en Bilbao y desde luego el buen recuerdo es mutuo. Siempre le queda su casa de Mönchengladbach… Pero en cualquier caso, ya sabe su destino. Mientras sean ligas, copas y supercopas vale, pero cuidado don Joseph con ganar más Champions, que para ti las fiestas son de despedida.

Anuncios

2 Comments

  1. Por cierto que no hemos comentado nada de lo de Don Alfredo Diestéfano…… el Madrid está mal, muy mal…. y su presidente de honor y familia se han contagiado de ese caos……
    Y Mou diciendo que Casillas se borró de la convocatoria y que sus clubs del alma son Inter y Chealsea….. No van a tener que tragar nada los mouriñistas…. Que va a hecer ese subnormal que va con las fotos de Mou a las tertulias????? Las seguirá llevando o se hará del Inter????
    Tremendo….

  2. Por mi parte, encantado de que se hagan del Inter unos cuantos. Y ahora que se preparen Mata y Torres…

    Lo de DiStefano es tristísimo, lo que no sé de verdad es quién será peor, si los hijos o la novia, aunque me temo que los primeros. Pero no lo sé…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s