Atleti, buen camino

IMG-20130504-WA0001

Le ha costado. Durante estos últimos años se ha equivocado muchas veces de ruta. A menudo no ha entendido las señales. Y las más de las veces, no sabía siquiera adonde iba. Recuerdo bien cuando el Atlético de Madrid era un equipo perfectamente reconocible, tanto en sus mejores como en sus menos buenos momentos. Un grande e indiscutible del fútbol español. Entonces llegó el iluminado que ya sabemos quien, prometiendo a su afición lo contrario, les convirtió en equipo menor y, lo peor, les convenció de que esa era su verdadera condición. El doblete pareció justificar todos los desvaríos que se habían cometido durante diez años de sainete, pero en realidad les terminó sumiendo en la autocomplacencia, y cuando quisieron darse cuenta estaban en Segunda. Mi amigo Daniel Martín, atlético de los sinceros, ya no les vio de otra manera, aunque yo espero que en algún sitio el viernes se quemara de frotarse las manos. Y después han seguido en este club sin dar con la pista, sin llevar el mapa adecuado. No han faltado proyectos decentes en esta última época, como el de Aguirre o el de Quique Flores, pero la misma maquinaria autodestructiva se encargó de triturarlos, a uno intentaron mejorarlo con Abel Resino y al otro con Manzano, por asombroso que parezca. Y en fin, y resumiendo esta introducción, no se puede vivir tanto tiempo, tantas temporadas, más pendiente de por dónde anda el Real Madrid que por dónde uno mismo, ni más atentos a los elementos que al propio sendero.

En realidad ahora no han dejado de mandar los mismos, pero por fin el Atleti parece haber encontrado el camino. O un camino, por lo menos. Simeone ha dotado a este equipo de una personalidad, de una identidad y, sobre todo, le ha hecho marcarse unos objetivos y no perderlos de vista. Si se pone a tiro la Europa League, a por ella. Si hoy día es imposible colarse entre los dos mejores equipos de España, a colocarse el tercero con toda autoridad, sin pestañear. Y si se presenta la oportunidad de noquear a uno de los dos grandes a un partido, pues ahí tiene esta Copa del Rey, primer título nacional desde aquel añorado 1996. Han cargado la mochila justo con lo que necesitaban y además se han provisto de unos buenos bastones.

De Diego Pablo me gustan sobre todo dos cosas: una, que siendo un tipo duro, como lo era como jugador, canchero y con mucha mala… leche (íbamos a decir otra cosa), nunca pierde la compostura, ni un mal gesto, ni una mala palabra para nadie, un discurso siempre positivo y respetuoso con todo el mundo, con los suyos y con los que no lo son; y la otra, que ha sabido mantener viva durante toda la temporada a toda una plantilla en la que no hay once indiscutibles –excepto Falcao, Courtois y las botas de montaña- y los demás sobran, sino que todos han sido utilizables, han tenido su momento y, en general, no se han resentido el nivel ni la tensión. Luego te puede gustar más o menos la forma de jugar, cuestión de estilo y gustos. Pero es el fútbol en el que han creído y con el que han decidido vivir, y si hiciera falta, morir. Y han salido vivos, de eso no cabe duda.

La final del sábado empezó con los mismos fatídicos augurios que los derbis de todos estos últimos trece años y medio. Pero en esta ocasión, en vez de dejarse a la depresión y los lamentos, el Atleti mantuvo la cabeza alta y buscó su oportunidad, que llegó. Luego supo sobrevivir, encontró su suerte porque esta vez la buscó, al apóstol si no lo invitas no viene a tu fiesta. Y cuando el rival empezó a desquiciarse, porque las cosas no le estaban marchando tan rodadas como esperaba, no bajaron el pistón ni perdieron la mirada de tigre. Siguieron creyendo, como el peregrino que no abandona a pesar de las penalidades cuando le queda un mundo y medio de ruta, y sin embargo, cuando ya otea el final del camino, siente que las piernas le vuelan, ni ampollas ni tendinitis que valgan.

Estos caminos son duros, requieren mucha paciencia, mucha constancia y, sobre todo, compromiso. Es muy fácil dudar, y entonces es cuando se pone a prueba la fortaleza, la solidez del proyecto. También de este Atleti han llegado algunos a dudar, sobre todo los periodistas de siempre, aún a pesar del prometedor arranque en septiembre. Pero quien tenía que mantenerse firme en sus propósitos eran el entrenador y los jugadores. Y ahí han estado, hay que decirlo.

El futuro que se le abre al conjunto del Cholo es prometedor, por fin en Champions, con un bloque consolidado y con una ambición que tanto hacía que no se conocía por el Manzanares. Vamos a ver ahora si sus dirigentes aciertan a gestionar la fortuna que han acumulado, si venden lo que tengan que vender, si compran lo que es oportuno comprar… pensando de verdad en el beneficio del equipo y de la entidad, y no en su business. Y que no decaiga. Recuerdo hace tres años, cuando ganaron su primera Europa League y después la Supercopa al Inter, que se decía que este equipo había aparcado para siempre su mentalidad derrotista, que había dejado de ser el “pupas”. Pero luego, muy pronto, volvió a las andadas. Vamos a ver si ahora, por fin, ha vuelto el Atlético de Madrid, porque una buena Liga española no se concibe sin él. Buen camino, Atleti.

Y dejamos aquí para sus aficionados, esta impagable –para ellos- imagen de Simeone manteado con las gradas vacías del Bernabéu de simbólico fondo.

Manteo a Simeone

P.D. Y bueno, como no sólo del Atleti son los peregrinos, también los hay de otros equipos, y como estamos con los ecos de la Final de Copa y además hemos de agradecer al autor de la foto que encabeza este post, aquí traemos otro magnífico documento de otra final de época, exactamente la de 1977 en el Calderón https://www.youtube.com/watch?v=tU5UOVOieKM, bajo la narración del inolvidable José Félix Pons. Por cierto, por mucho que él insista en que vean la repetición, no se esfuercen.

Anuncios

2 Comments

  1. Pues te agradezco sinceramente este post. El viernes llegamos andando a Santiago y de coña dije que hice el camino para que ganara el Atleti…… y ganó. No se si por intermediación divina o por pura suerte pero el subidón de ese viernes 17 de mayo de 2013 llegando a Santiago y luego ganando la Copa ya no lo olvidaré nunca……… Por fin vimos un gran Atleti luchando de verdad contra un mejor Madrid pero con menos suerte.
    Al otro peregrino también la suerte se le apareció al día siguiente con esa Real Sociedad remontando al Sevilla. Tremendo.
    Por cierto, que mi teoría sigue en pie: Mou se va del Madrid y parece que le dieron carta libre a los chicos de Mendes para jugar y no dejarse ganar fácil…… PERO HOY OLVIDEMOS LAS TEORÍAS…… AUPA ATLETI……

    PD: y memoreble otra vez ese niño llamado Marquez…. que parece que con la competencia a espabilado a Pedrosa…… y ese Nadal tremendo de nuevo….

  2. En un hueco en mi nuevo puesto de trabajo, aprovecho para dar las gracias al bloguer master por esta dedicación. Esa foto fue hecha en el hayedo que hay saliendo de Roncesvalles, espectacular.
    Como todo el camino, una maravilla……a pesar de la gente, claro está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s