Argentina, tierra de papas

papas fritas

Pues parece que, una vez más, entendemos mal las profecías. La de Malaquías no decía que este Papa fuera el del fin del mundo, sino que vendría del Fin del Mundo. Así que quedémonos tranquilos de momento. Ya intuíamos que Dios era argentino, o al menos su mano, pero no teníamos ni idea de que también lo fuera el Espíritu Santo. Sí sabíamos que en ese país tenían al Messías y una buena cuadra ladrones, bueno, tampoco en esto se diferencian tanto de otros, de nosotros sin ir más lejos. Lo que no se puede negar es Argentina siempre fue tierra de papas. La Pampeana es buena para hervir y hacer puré; la Frital Inta, además, para freír en bastones, esto es, cortaditas alargadas.

Pero cuidado que en Argentina también está muy presente el pecado carnal. Sí, el verbo se hizo carne allí y de qué manera. Un buen bife vale cualquier sermón, es más, algunos son toda una bendición y restaurantes conocimos en Buenos Aires, en Bariloche o en El Chaltén… que merecerían ser canonizados. De todo eso se habrá despedido el desde ayer nuevo pontífice, que con razón dicen que lloró y pidió clemencia cuando en el cónclave de 2005 lo querían elegir a él. Bueno, pues que Su Santidad sea de allí da mucho juego, está por ver si será de la línea Menotti o más bilardista. O si nos sale todo un Valdano, entonces tranquilos todos, que eso de la eternidad, la misericordia y hasta la castidad… otra cosa no, pero perfectamente explicados sí que vamos a estar.

Pero he aquí lo que son las cosas en estos tiempos de hoy. Hace tres, cinco o diez cónclaves, no hubiera pasado nada, habemus papam y qué majo parece. Pero es que ahora hay más colores que el blanquecino de la fumata, y cualquiera desconsiderado va y te saca uno. Qué razón tiene un comentario al post de ayer, Internet y las redes sociales tendrán muchos más y muchos menos, pero sirven, entre otras, para cosas como esta. Mientras Telemadrid –eso me contaron- nos ilustraba sobre su perfil humano, que vivía en una casa humilde, viajaba en metro y le gustaba estar cerca de los pobres, algún descastado va y cuelga en la Red este articulito en El Mundo –quien se lo iba a decir a El Mundo– de noviembre de 2010. Resulta que el número uno de la iglesia argentina era sospechoso de haber colaborado con los milicos, esto es, con la dictadura militar que se aupó al poder en 1976 y ahí se mantuvo por sus bemoles ejerciéndolo brutalmente hasta 1983. ¿Y quién era ese “número uno”? Un tal Jorge Bergoglio“ah, ¿el mismo que… ? No puede ser”. Pues mira que sí. Recomendable rescatar y leer el artículo antes de que “desaparezca” o lo manden al limbo.

Porque claro, ahora todo el aparato de Comunicación de El Vaticano y sus recién contratados especialistas en reputación on line tienen un urgente trabajo por delante. Antes de crearle al Papa Francisco su cuenta en Twitter, y diseñar su política de contenidos virales, habrán de trabajarse el Derecho al Olvido. Y no es moco de pavo: 1. Detectar todo lo que haya publicado por ahí; 2. Pedir a los propietarios de los enlaces que borren o des-indexen las informaciones comprometedoras; 3. Frenar o paliar en la medida de lo posible su difusión. Creo, honestamente, que para esos tres pasos llegan ya tarde. Pero a cambio, observaremos una amplia y profusa campaña de lavado de imagen a la que en España se prestarán entusiastas todo ese elenco de grandes medios que “tan bien y tan honestamente” informan a este país.

Que por cierto, la verdadera noticia del día, la que más nos afecta aquí, es que esta mañana el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado ilegal y abusivo el sistema de desahucios en España. Pero ya verán lo poquito que se va a hablar de ello. Que actualidad hoy no hay más que una para la gente de bien: Habemus Papam… o bueno, mejor dicho y dado el caso, habemus pampa (la idea, genial, es de una amiga y aquí la plasmo). Y bueno, que no se nos olvide que aquí también somos tierra de papas. Pero de otras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s