Cónclaves, sin claves y cables sueltos

Foto Jason Cairnduff, Action ImagesPepe Mel, sin firmaCesc Fábregas, foto AFP

Del estado de la Champions mejor hablaremos la semana que viene, cuando se resuelvan los octavos y especialmente el cónclave del Camp Nou. Pero sí apuntar una cosita: exceptuando esta que han llamado su Semana Fantástica, el Real Madrid lleva hasta la fecha una temporada mediocre por resultados y por juego, partidos como el de ayer en Vigo han sido la tónica más común. Lo que pasa es que, excepto en Liga, donde la contumacia en los errores se acumula en forma de puntos de distancia, en los torneos de enfrentamiento más directo le están perdonando demasiado. Rememoro: podía perfectamente haberse quedado fuera de Europa ya en diciembre: si el Manchester City se hubiera comportado medianamente como corresponde a su plantel y a su condición de campeón inglés; y si el Borussia Dortmund, que le dio sendos baños, no se hubiera acobardado en el último cuarto de hora en el Bernabéu y terminara concediendo un empate. Podía estar fuera de la Copa, si no fuera por un oportuno gol de Cristiano en los últimos minutos en Vigo, por las ocasiones increíbles que tiraron Jonás y compañía en la ida contra el Valencia y, ojo, porque el Barça con 0-1 en Chamartín tuvo al menos dos clarísimas para finiquitar el asunto, luego empató Varane y ya sabemos lo que ocurrió en el partido de vuelta.

¿Y contra el Manchester United? Pues pudo ser cualquier cosa, aquí y allí, pero no podemos dejar de admitir que hubo una expulsión injusta que resultó determinante, tal como se estaba desarrollando el asunto. Luego quince minutos de lucidez con Özil y Modric jugando juntitos –algo muy poco habitual- y con ese delantero, tan sensacional como perdedor nato que es Van Persie, sí, ¿alguien ha contado todas la que llegó a rematar entre los dos partidos y no coló ni una? Sobre todo gracias a Diego López, pero…

Honestamente me parece que entre los ocho que queden va a haber equipos más fuertes o por lo menos en mejor estado de forma que este Madrid, aparte de que si el Barça se reencuentra a sí mismo y supera lo del martes, ya sabemos quién volverá a ser el gran favorito. Pero incluso en los peores momentos de esta campaña, los madridistas más irreductibles de han venido agarrando a que, después de lo del Chelsea el año pasado, aquí puede pasar cualquier cosa. Y ahora lo piensan más y con más motivo. Ya veremos si son deseos pasajeros o para quedarse. Pero ha bastado esta gran semana para que aquellos que ya se estaban convenciendo de que el proyecto Mourinho ni le conviene ni le ha convenido nunca al Real Madrid, retornen a su primitivo discurso: “Mourinho quédate”. Y cuando digo primitivo, no elijo el calificativo al azar.

Vete ya o quédate por Dios

Habemus cónclave y en estos próximos días irán saliendo las fumatas que nos lo vayan desvelando todo. Pero cuidado con las claves equívocas, esas que te despistan y cuando te quieres dar cuenta ya es tarde, mi amor. Del “Pepe vete ya” al “Pepe quédate por Dios” pasamos como de la comida a la merienda. Algunos ejemplos: el Betis y el beticismo, ya miran hacia Europa, pero hasta hace tres semanas había quien todavía no se veía libre del descenso. Me da la impresión de que les ha costado mucho creerse el entrenador que tienen. Pepe Mel, tan injustamente tratado en el Rayo, luego la “familia” se arrepintió e intentó recuperarle, pero era tarde y era un dislate, mi amor. En dos años que le han dejado trabajar en el Villamarín ha conseguido un equipo al que gusta ver jugar y además, ahora, lo refrenda con resultados. Otro tanto se puede decir de la Real Sociedad, por Montanier no daban un céntimo en el arranque de Liga, y ahora todo el mundo alaba su juego –quién les ha visto y quién les ve por aquellos pagos- y viajan instalados arriba, con aspiraciones y con la satisfacción que ya nadie les quita de haber ganado el último derbi en San Mamés, a lo que suman la victoria de ayer en el Calderón, donde no había rascado nadie esta temporada. Al Osasuna de mitad de temporada no se lo creía ni Mendilíbar, y me atengo a sus propias declaraciones en una ruda de prensa, pues ahí lo tienen casi a salvo, mientras el Depor va por el tercer entrenador y a casi a tantos puntos de la salvación como esa cuenta que Lendoiro se dejó en el modesto restaurante. Y si en Mestalla y en Nervión se felicitaban de haberse quitado de encima a Pellegrino y a Míchel, amortizado el habitual arreón de los primeros partidos tras el cambio, pues…¿me pueden decir, con Valverde y Emery, en qué van mejor a día de hoy el Valencia y el Sevilla? Es que hay cónclaves, de verdad, poco coherentes y bastante espesos.

Un cable suelto

Y termino, si me permiten, con un cable suelto. Desde que era un crío, Cesc Fábregas estaba y está llamado a ser uno de los mejores futbolistas del mundo y un lujo para el fútbol español. Lo que pasa es que el mejor y el verdadero lo vimos en el Arsenal, donde jugaba como realmente quiere y como mejor sabe. Con 19 años estaba ganando una Copa de Europa en París, hasta que su entrenador, ese gran Arsène Wenger, decidió sentarlo a quince minutos del final para meter un elemento más defensivo, con 1-0 y uno menos sobre el campo. En la selección y en el Barça tiene por delante a Xavi, está llamado a ser su sustituto natural, pero mientras al de Terrasa le quede cuerda, tiene que jugar de otra cosa. El FC Barcelona y él mismo forzaron mucho su vuelta a casa, pero más por motivaciones sentimentales que técnicas y prácticas. Ni ese equipo le necesitaba realmente en su engranaje ni él puede expandirse como el creador y líder que era con los de Highbury. La temporada pasada empezó brillante y terminó de suplente, luego en la Eurocopa estuvo bien jugando de “falso 9”. Este año comenzó excelente, parecía haberse integrado perfectamente en el once y encontrado su sitio, pero después ha vuelto a diluirse, ahora se le pone en duda y el se ha puesto nerviosillo y se ha arrancado con unas declaraciones que han molestado. Estoy seguro de que si le preguntas una y mil veces, él dirá que se queda donde está. Cuántos clubs del mundo podrían hoy contar con un jugadorazo en sus filas, y sobre todo, hacer un equipo mucho mejor con él. Pero mientras Cesc prefiera ser un cable, o un verso suelto…

 

P.D. La semana pasada fui muy duro, lo reconozco, con Roberto Soldado, y en Twitter salió gente que parece que se molestó. No era mi intención hacerle daño ni a él ni a sus seguidores, lo único que pido es que si eres famoso y afortunado, al menos tengas consideración con quien no lo es, y si te comprometes a algo, aunque parezca insignificante, lo cumplas, porque para ese niño podía significar mucho. Eso si, al pobre delantero valencianista debo haberle gafado porque vaya dos partiditos se ha comido después, bueno en el del Parque de los Príncipes no es que tuviera mucha culpa porque en 90 minutos de dominio no fueron capaces de ponerle un balón medio bien, eso que luego que Valverde llamó “falta de claridad”. Venga, si le eché mal de ojo, se lo levanto ya.

1 Comment

  1. Yo dejo una temporada de hablar de Fútbol…… después del robo de Manchester me he prometido no caer en el engañabobos universal que es este deporte, convertido en mafia. Patético ver a Mouriño en la prensa diciendo que perdió el mejor….. en Inglaterra le han puesto a caldo por su chupada de pollas que supone ese asqueroso peloteo a un club al que quiere entrenar si o si….. Y al final se cargará a Casillas y dejará el club como unos zorros (y los madridistas en masa seguirán igual de agilipollados con este señor…).
    Me daría vergüenza ganar una champion robando como lo hace este Madrid (“mou dixit”) y me daría vergüenza ser segundo en la liga robando como hace este Madrid…. PERO DESDE LOS TIEMPOS DE FRANCO EL MADRID TIENE QUE GANAR POR COJONES Y ASÍ SEGUIMOS….. Y PARECE QUE EN EUROPA TAMBIÉN……
    Así que nada…. que el Madrid gane lo que sea necesario, que no vaya a caerse el mundo…… No hablemos de la Copa del Rey que tocaba en el Calderón y los directivos del Atlético (actual filial Madridista de Jorge Mendes-Mou que son los principales socios de Gil-Cerezo) han decidido llevar al Bernabeu porque cabe más gente (y eso que el Atlético en el Calderón es casi invencible a no ser que le roben como ayer)….. Ya veréis que antes de la final dirá GIL que el atleti siendo tercero y en una final ha hecho la temporada de su vida……. y luego como siempre, pasillos a CR7…. faltas tontas donde le gusta al muchacho….. alguna patada loca del impresentable de Diego Costa para que le expulsen y Victoria Blanca……
    No hay cosa peor que un deporte donde ya sabes que todo el pescado esta vendido meses antes de que se acabe la liga y la copa y la champions…….. DISFRUTAR (Y tranquilos que la décima caerá a no ser que os encontréis a un equipos más mafioso y con más poder como el PSG o con más peso como el Bayer…… los demás caerán por juego o por arbitrajes…….)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s