Una buena cobertura… según quién

Cobertura (2)

 

 

 

El otro día, debido a un hilarante malentendido, me vi explicando lo que es la cobertura, según la entendemos los que nos dedicamos a la Comunicación, a una persona que resultaba no ser con la que yo creía estar hablando –cosas de las prisas y de cómo reflejamos los nombres en nuestras listas de contactos. Y aparte de que ella al principio no entendía nada de por qué yo la llamaba así de improviso para contarle esto, una vez aclarado el equívoco, resulta que esta persona en cuestión trabaja en Telefónica. De manera que por cobertura, obviamente, entiende algo totalmente distinto a lo que entiendo yo. Cuando por fin consigo hablar con quien realmente pretendía, al conocer de mis palabras el significado del término, pues me dice con toda honestidad que para ella era la primera noción, ya que por cobertura siempre entendió las tapas de un libro.

Cosas de los argots, y desde luego en el piarístico –palabro que me acabo de inventar y que no viene del piar de los pájaros, sino de la pronunciación en inglés de PR, esto es Public Relations– hemos adoptado y hecho nuestros ciertos términos que en origen no lo son. Y que entre nosotros manejamos con toda soltura. Ello incluye tanto palabras de nuestro idioma como los inevitables o no evitados anglicismos. Pero cuando salimos de nuestro círculo, algo por otro lado bastante frecuente en nuestro propio trabajo, hemos de tener cuidado. Pensar antes. No todos –mejor dicho la mayoría- llaman a la cosas por el mismo nombre, ni asocian un nombre a la misma cosa.

Los profesionales de la Comunicación por lo general departimos con ingenieros, abogados, economistas, médicos, artistas… o en fin, con periodistas, que usan un dialecto muy parecido al nuestro pero no exactamente igual. Atentos entonces con quien estamos hablando. Lo principal es procurar que nos comprendan y, como comunicadores o facilitadores de la comunicación que somos, el esfuerzo de salir de nuestro terreno tendremos que hacerlo nosotros. Por lo tanto, tengamos los reflejos de decir, cuando convenga, que vamos a organizar una reunión con un grupo reducido de medios (en vez de un press briefing), o vamos a enviar un comunicado de toma de postura de la compañía (en lugar de statement). Esto cuando se trata de anglicismos, pero otros términos españoles como convocatoria, base de datos, discurso corporativo… pueden ser susceptibles de connotaciones diferentes. En el caso que nos trae hoy aquí, en inglés existe el término coverage, que designa justo lo que nosotros entendemos como cobertura, y es distinto de cover, que sirve para la mayoría de las otras acepciones.

Para darle más perspectiva a esta reflexión, me he tomado la molestia –que es un placer en realidad- de traer las distintas acepciones de cobertura que da la Real Academia Española. Aquí va: 

1. f. cubierta (‖ para tapar o resguardar algo). La de las tapas de los libros. Miren por donde, es la que figura en primer lugar, porque es la la primitiva y original.

2. f. Cantidad o porcentaje abarcado por una cosa o una actividad. Esta es la nuestra, la difusión que alcanza una noticia, y es uno de los elementos principales de nuestra actividad.

3. f. Extensión territorial que abarcan diversos servicios, especialmente los de telecomunicaciones. Cobertura regional. Cobertura nacional. La que usa mi amiga de Telefónica.

4. f. Conjunto de medios técnicos y humanos que hacen posible una información. Esto es lo que entienden fundamentalmente los medios de comunicación.

5. f. En el fútbol y otros deportes, línea defensiva. Desde luego.

6. f. Acción de cubrirse (‖ prevenirse de una responsabilidad). También, sin duda.

7. f. Metálico, divisas u otros valores que sirven de garantía para la emisión de billetes de banco o para otras operaciones financieras o mercantiles. ¿Lo ven? Para cuando hablemos con economistas, financieros y demás.

8. f. Ceremonia por la cual los grandes de España tomaban posesión de su dignidad poniéndose el sombrero delante del rey. Pues de esto no tenía ni idea.

9. f. ant. Encubrimiento, ficción. No pocas veces la habremos usado.

Al final, una cosa sí está clara. Se cual fuere el contexto y la actividad a lo que nos dediquemos, todos quisiéramos, nos gusta y aspiramos a tener una excelente cobertura.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s