La llegada del Mesías II

Barack Obama 2008Barack Obama 2012, EfeEs muy de Hollywood crear secuelas de sus títulos más comerciales. Hace justo cuatro años asistíamos al estreno mundial –nunca mejor dicho- de una película que bien podría haberse titulado “La Llegada del Mesías”. Tal era la expectación –y sobre todo las expectativas- que generaba la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, a la presidencia del mundo y todo lo conocido por el Hombre a día de hoy en el Universo. Se le esperaba como el salvador, el que iba a terminar con el desorden mundial y al fin reimplantar un cierto orden; el que iba a detener esa recesión económica entonces incipiente –acababa de acaecer lo de Lehman Brothers, desencadenante oficial de la crisis. Y además iba a cambiar tantas cosas que no nos parecían justas en ese país que tan raro y sui generis se nos antoja a veces a los europeos.

Todos aquellos que esperasen aquel milagro pueden hoy sentirse profundamente decepcionados. Prácticamente nada es mejor en este mundo en 2012 que en 2008. Los que ya se figuraban que era imposible transformar tanto mundo en tan poco tiempo, simplemente se habrán conformado con constatar más o menos se esperaban. Al fin y al cabo, burro o elefante, demócrata o republicano, no deja de ser el mismo país con los mismos intereses, los mismos lobbies y similar política, si acaso con matices. Sí, como que se siente uno más tranquilo teniendo al mando de todo aquello a un tipo supuestamente instruido en aquellas soberbias universidades, heredero supuestamente de la vieja tradición de democracia y libertad con que se fundó ese país, que en manos de un cow boy, un granjero o directamente un dinamitero ultra. Piensas que un demócrata no se dejará llevar por tentaciones imperialistas en lo militar y en lo económico, aunque al final sí lo haga. Y Obama además parecía traer otro espíritu, aparte de ser negro, venía con un aire más informal, despejado, algo irreverente. Y en fin, con los antecedentes de los ocho años de George W. Bush, no era muy difícil empeorar las cosas. Ya digo, esa gente no se habrá sentido tan defraudada. Era lo que había, es lo que hay.

Aparte el Premio Nobel de la paz sin atisbo de Paz en el mundo, quizás el mayor logro en sus primeros cuatro años de mandato ha sido establecer un cierto sistema de seguridad social en Estados Unidos, algo impensable hasta ahora. Pero que no ha sido ni la cuarta parte de la mitad de lo que se proponía hacer –y para lo cual, recuérdese, expertos vinieron a España para ver cómo podrían reproducir nuestro modelo, antes, claro, de que deje de existir. Pero aún esa mínima versión de un sistema de sanidad pública encontró una terrible resistencia y a duras penas consiguió salir adelante. Para la mayoría de los norteamericanos, sin embargo, su mayor logro fue cargarse a Bin Laden, aún pese a que el terrorismo fanático sigue a plena actividad. Y en lo económico, apostó por crecer y generar riqueza aún con la que estaba cayendo, todo lo contario que la austeridad y empequeñecimiento por el que ha apostado Europa, y que era lo que defendían los republicanos. Y los ínclitos mercados, que han “saludado” su victoria con una caída de la Bolsa.

Pero balances aparte, Obama ha tenido que luchar con campañas eminentemente destructivas de las que aquí nos suenan, de hecho a ella se han sumado significadas firmas de nuestros estercoleros mediáticos. Hasta “socialista” le han llamado, qué barbaridad. Y mucha gente de allí y de acá cruzaba los dedos por que aquella volviera a ser una nación “as God tells”. Al final, ha sido reelegido por mayor margen de lo esperado. No ha perdido ni uno de los estados tradicionalmente demócratas –los de la costa y el Norte-, ha salido derrotado, como es también normal, en los de Centro y Sur, y ha ganado con solvencia en los que se consideran bisagra. Y la mayoría de los analistas señalan que, precisamente, más que refrendar al presidente, el electorado ha castigado la excesiva derechización de los elefantes, su terrorífico Tea Party, sus escalofriantes apariciones públicas dando su visión –¿visión he dicho?- sobre el aborto, la inmigración, las minorías, los derechos… Dicen que los jóvenes americanos vienen de otra manera, y eso se ha notado no sólo en estas elecciones presidenciales, sino en la mayoría de medidas que se sometían a referendo en diferentes estados. Esta vez han podido más que los viejos carcamales de la América profunda. Y no deja de ser una perspectiva alentadora.

A Europa, y en concreto a España, las tendencias que de allí surgen nos llegan con 10, 15 ó 20 años de retraso. Las positivas y las negativas, las bien vistas o las que no, las que gustan a unos y las que aborrecen otros. Hay una, eso sí, de la nunca hemos tenido noticia hasta la fecha: la voluntad, capacidad y facilidad para emprender proyectos, negocios, tener una idea y llevarla a la práctica sabiendo que te van a dar pista para despegar. Quizás algún siglo… De apuesta por la Innovación, la Ciencia, el desarrollo tecnológico… para qué vamos a hablar. Pero todo aire fresco que se deje notar allá en la todavía Capital del Imperio, bien recibido será, con la esperanza de que algún día recale y refresque en las provincias.

Ahora nos llega la segunda entrega, “La Llegada del Mesías II: vuelve para salvarnos de verdad”. Las mismas promesas, el mismo “Volver a empezar”, ya que estamos en clave hollywoodense. Dicen los optimistas que ahora, sin la presión de tener que someterse ya a otra reelección, Obama se atreverá a ir más a allá en sus reformas, y por lo tanto se parecerá más al que nos prometieron que iba a ser. Vale, pero aún si fuera así, lo más que puede suceder es que su política “progresista” enfurezca a los lobbies, entonces en 2016 llegue a la presidencia un republicano de los de la pradera y eche para atrás todo lo que se haya avanzado. El tiempo dirá pero, al menos, lo que me gustaría es que para entonces vuelva a tener motivos, incluso más, para ponerme tan burro como me suelo poner en estas noches de elecciones USA. Seguir creyendo que con burros se vive menos mal.

Y en fin, lo que aquí os regalo es esta sinopsis de las elecciones de anteanoche, realizada con esa maravilla de herramienta de presentaciones que es Prezi. Y que por otro lado, viene a demostrar que en aquel país, pese a todo, aún tienen bastantes lecciones que darnos. No sólo en inventos tecnológicos, también en democracia. Prezi, Las Claves de las elecciones USA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s