Red Bull te da alas, motor, paracaídas…

Baumgartner_jumps_610x343, foto Red Bull Stratos

Para la marca de bebida energética ayer fue un día incomparable. Quien dirija y diseñe la política de patrocinios de Red Bull se habrá acostado cubierto de gloria, vino, rosas y diamantes. Con cerca de doce horas de diferencia, primero en Yeongam, su escudería de Fórmula 1 lograba un nuevo doblete en el GP de Corea y su piloto estrella, Sebastian Vettel, se aupaba al liderato del Mundial, tras su tercera victoria consecutiva y remontando la desventaja de 40 puntos que Fernando Alonso le llevaba tres carreras atrás. Medio día después, en Roswell, Nuevo México, en medio de una expectación inusitada, con un despliegue televisivo sin precedentes, Félix Baumgartner se tiraba desde 39.000 metros, superaba la velocidad del sonido en caída libre y aterrizaba de pie en el desierto.

No sé si lo que ha hecho este austriaco pasará a los anales, si será tan importante como haber pisado la Luna, pero lo cierto es que pone la carne gallina. Verle tirarse al vacío, el planeta azul allá abajo, saber que ha “volado” a 1.341,9 km/h con su cuerpo y su traje presurizado, y encontrarle luego como si viniese de darse un garbeo en globo. Éste no ha sido un paso sino un imponente salto, luego para la Humanidad ya veremos qué es, pero para Red Bull un hito en su imagen. Y como Neil Armstrong, Félix dejó su frase: “a veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos”. Que cada uno se la tome como crea conveniente.

Tampoco sé si Vettel tiene en el bolsillo su tercer título consecutivo. Pero lo cierto es que ya ha hecho lo más difícil y ahora lo lleva más que encauzado. Su coche es el más rápido con diferencia, y sus hándicap hasta ahora eran dos: que se le rompía más de la cuenta y que Alonso se las ingeniaba para sumar en todas la carreras. De pronto, y por una razón u otra, ambas cosas han dejado de pasar. Entonces al de Ferrari ya no le basta con hacer terceros puestos. Claro que él y su director a veces ven las cosas de distinta forma y el jefe ya sabemos quién es, como éste se encargó de dejar bien claro ayer en El País. ¿Y qué estará viendo ahora Domenicali? ¿Saltarías desde la estratosfera con este tipo dirigiendo la operación?

Para el gran público, lo de Baumgartner es evidentemente más espectacular, impactante y hasta adictivo que la rutinaria exhibición de los F-1 en Corea. Para la marca que fundara Dietrich Mateschitz, una jornada sin precedentes, una constatación de que aquello por lo que apostaron les funcionó. Hoy están en todas las portadas del mundo. O en casi todas. No las voy a traer hoy aquí, tranquilos, pero adivinen qué dos diarios de difusión nacional –de la misma empresa editora- otorgan prioridad a otros temas. Cuestión de perspectivas.

Anuncios

4 Comments

  1. Impresionante de verdad el colega tirándose desde allá arriba…… ¿Y cómo tuvo que ser el que se tiró en los años 60???? En una perdió un dedo y en otra casi la palma……. ¿Os lo imaginais con la tecnología de entonces???? La leche……
    Lo de Red Bull es tremendo a nivel de marketing…. ¿cómo una bebida tan asquerosa y dañina para el cuerpo puede tener esta imagen????? ¿Os habeis tomado un red bull alguna vez??? Yo lo probé y casi la palmo…. y si lo mezclas con whyski dicen los médicos que el bazo y el hígado se te quedan a la virulé…… PERO HAN MONTADO UN IMPERIO A BASE DE MARKETING FLOBAL…. un 10…
    De la fórmula 1 ya he escrito aquí que si gana el mundial este año Alonso es un milagro de los buenos….. Todos los años se pierden carreras por mala suerte (a Vetel le ha pasado y a Alonso también) pero cuando tienes un subnormal como Stefano Dominicalli dirigiendo el equipo y encima se permite decir que el jefe es el y que el coche no está tan mal pues no GANAS NI DE COÑA…..recemos porque a Par Fry se le encienda la luz y le alquilen un túnel del viento que funcione.
    Solo hay dos escenarios: o en India sacan un paquete nuevo que le de medio segundo a Fernando y pueda hacer la pole una puta vez en todo el año o se acabó el mundial.
    Si en India hacen algo será un final tremendo ya que Brasil le beneficia a Ferrari, y los otros dos a Red Bull.
    PERO VIENDO LA CARA DE IMBECIL DEL DOMINICALLI Y LA SOBERBIA ESA ITALIANA QUE TIENE DE MEDIOCRE CREYENDOSE DIOS PUES YA CASI FELICITAMOS A RED BULL AGAIN….

  2. Quitando el cachondeito que tuvimos mientras subía y si se tiraba o no se tiraba, la verdad que cuando se abrió la puerta y el colega se arrima al trampolín, hace el gesto y se tira fue muy emocionante. No digo nada cuando empieza a dar vueltas descontrolado a más de 1.000 kms por hora.
    Lo mejor, sus declaraciones nada más pisar tierra: “el balón de Sergio Ramos sigue “arriba”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s