La Vera Olímpica V: a Plasencia por tierras bravas

La Vera Olímpica VI, entrada en Plasencia

Si es el quinto día y no he tenido ni que darme un poco de pomada en los pies, o he estado tremendo o este camino ha sido menos duro otros que hemos hecho. Me inclino por lo segundo, aunque por circunstancias ajenas al deporte, llegamos al final de éste más mermados de efectivos. Sí, hoy es la última etapa de esta ruta verata y la haremos tres. Serán 18,8 km desde Gargüera de la Vera hasta Plasencia, y serán por tierras bravas. Porque no vamos a pasar por ningún pueblo, y por otras razones. Si hasta hoy elogiábamos lo bien está señalizado que ha estado, hoy vamos a dejarlo. Si veníamos alabando la estupenda información de la web, llegados aquí vamos a correr un tupido velo. Cinco semanas después, y aún releyendo el libro de ruta, todavía no sé si lo hicimos por nuestro GR-111, si por el “camino de Gargüera a Plasencia”, por el “camino tradicional de Plasencia”, por un poco de los tres o por ninguno. Nosotros también pusimos de nuestra parte, que donde decía bien claro –ahí sí- que no había que confundir el sendero con otro que “tras una portilla se desvía hacia el S.” pues por ahí que nos fuimos, creyendo que era “la cancela de la izquierda de las dos que se presentan”, que aparecería luego varios km después, bueno, que vimos varias cancelas y siempre nos tiramos a por la de la izquierda, hemos de decir. No sé si espesos por la dura tarde-noche del día anterior, no sé si era la ansiedad por llegar. En mi caso particular puedo decir que hubo momentos en que perdí la noción de lo andado y lo que nos faltaba por andar. Pero una cosa siempre tuvimos todos claro: había que tirar siempre al Oeste. Y por ahí fuimos.

Tras un majestuoso desayuno –ese tomatito natural descansando sobre el pan tostado- salimos de Gargüera por la memorable piscina –amiga ya para siempre- y empezamos medio subiendo a ritmo de traca. No es domingo pero volvemos a escuchar a la derecha (¿o era a izquierda?) el desalentador pum…pum… y trato de abstraerme y no pensarlo, pero me agobia y no puedo remediarlo. Cuando hayan desaparecido ya las señales, que no he vuelto a ver una hasta hoy, empezará el rodeo. Cuando hayamos pasado la fatídica portilla y esa pista no pare de subir y de irse a la derecha cuando lo que tenía que hacer era bajar de frente, con el margarito cayéndonos del plano –que es que Plasencia tiene que estar ahí, joder- es de agradecer a Peponen que se haga unos cientos de metros extra cuesta arriba para alcanzar una posición más alta y certificar que, efectivamente, Plasencia está ahí. Así que tira y chufla, to palante y lo que sea, el burro a la linde ¿se decía así, no?. Saldremos de dudas y nos sentiremos en lo cierto cuando en una encrucijada encontremos un cartel que dice claramente “Camino de Gargüera”. Ah, ¿Qué volvemos? No, que de ahí venimos y es por donde tenemos que ir. Además es una pista cómoda y cuesta abajo, bien pertrechada por pequeños muros, pues ya está todo claro.

¿O no lo está? ¿O es que somos inconformistas? O será que una especie de revelación del más allá nos dice que nos estamos desviando y que tenemos que salir de esa vía y tirar a la derecha. El emisor en cuestión de ese mensaje sobrenatural debió ser el espíritu de Manolete, porque por ahí nos vamos directamente… a los toros. De ahí los muros que delimitaban la anterior senda. Un morlaco, tres, dos más allá… y de pronto estamos rodeados. Miedo no tenemos -¡ni mucho menos!- pero tampoco estamos por la labor de salir hoy de aquí a hombros, y total si ya los veremos ahora que TVE vuelve a echarlos. Así que como quien no quiere hacer ruido nos vamos tirando más a la derecha, un poco más… y ya estamos en absoluto campo a través. Cierto que cuesta abajo, y la ciudad destino ya la tenemos ahí delante, lo que pasa es que ¿por dónde c… entramos? Una línea de arbustos, una especie de canal –que eso no es el Río Jerte-, y detrás naves industriales, después patios traseros de casas, perros ladrando… Desde luego no va a ser una entrada triunfal en Plasencia. Más bien lo definirá Anthony con meridiana precisión: “parecemos fugados de la cárcel”. Al fin vemos carretera, civilización… y una alambrada delante. Por arriba imposible, pero levantándola entre dos el tercero puede pasar arrastrándose. Pues eso, lo que ha dicho Anthony. Y esto ya es Plasencia, bueno, la carretera que lleva a tal. Como un kilómetro más adelante encontraremos la entrada oficial, esto es, la del camino que veníamos siguiendo y despreciamos, pues porque esto ha sido más emocionante, ¿o no?

De la manera que sea, hemos llegado. Estamos en la meta y este camino queda hecho para la posteridad, la Olimpiá Veraera ha cumplido y nosotros con ella. Procedemos a un rápido acto protocolario de entrega de… ¿qué cerveza tienen de botella, Amstel, Estrella, Heineken…? ¿Y la de barril, el caño ese que no pone nada? Cruzcampo. Pues no se hable más. Luego, como quien da la vuelta al estadio, nos quedará un soleado -uff- paseo bordeando las murallas de la ciudad hasta el coche. Ya decíamos al principio de todo que esta era una escala técnica, final de trayecto y se acabó. Aunque al que escribe le tocará volver dos días después y darse sus buenos paseos, esa es otra historia. Porque ahora vamos a por el epílogo, premio y ceremonia de clausura de este viaje: Monfragüe.

Continuará. Aunque ya poco…

P.D. La foto de hoy es gentileza de Pepe Oñate.

9 Comments

  1. En realidad fue la única foto que hice en esta etapa, una vez liberado de la tensión que supuso el día.
    Yo ya me veía camino de Salamanca. Así y todo llegamos a buena hora y lo conseguimos. Después del salto a la reja camino de Jaraíz, las zarzas llegando a Gargüera, esto fue la guinda al pastel.
    Pero tengo que decir que las señales desaparecieron en un momento dado, y no había cruces ni desvíos que pudieran llegar a equívocos. Desde la última que vimos, íbamos por una recta rodeados de muros de piedras que acabó en una cancela. A partir de ahí ya no sabíamos por donde caminábamos. Llegamos a otra cancela creyendo que era la que nos decía el libro de rutas. Hasta que por fin dimos con ella y con ese cartelito que nos cuenta Enrique.
    Nos relajamos, pero llegado un momento decidimos, mejor dicho decidí, tirar por donde no era creyendo que nos estábamos desviando.
    El resto lo cuenta de maravilla Enrique. Lo que pensarían los ocupantes de los coches que iban por esa carretera cuando veían aparecer de la nada arrtrándose por debajo de una valla a tres locos con mochilas.
    Esa Cruzcampo entró de maravilla. Luego Monfragüe y su piscina y su conejo al tomillo.
    Aunque ya dije al principio que ya esto a mi me sobró. Y vuelvo a decir que tenemos que volver a hacer un camino, camino, con sus albergues, sus flechas amarillas, ayyyyys esas flechas………

  2. Ese es el espíritu…… Baztán forever…… y ojo que tenéis una etapa a elegir en Autobus repanchingados y yo andando…….igual que hicisteis en Burgos saltándo por los aires todas las normas de los Caminantes como Dios Manda y dejando a los compañeros colgados y atravesando ese puto polígono industrial……… Ahora os la debo yo que me fui como un cabrón en taxi a Palencia (o Plasencia como la llaman algunos) y me salté la tranquila estancia en Monfragüe…… así es la vida….. va y viene y no sabes por donde vas a caer en una buena……

  3. Os dejo esta magnífica página del camino de Batzan…. http://www.gronze.com/camino-de-santiago/camino-de-baztan.htm
    Hay dos versiones de camino una en 4 días como esta (dos etapas una de 37 y otra de 29 tremendas) y otro de seis días con alguna etapa de 9 km y 14…… pero como hay muchos pueblos con hostal y albergues se puede adaptar a 5 días. la primera por ejemplo en 2 y dejar la etapona de 29 a ver qué pasa…….
    se nota que hoy no tengo ganas de currar…….

      1. Y por supuesto de 20 kms para arriba. Que lleguemos como hay que llegar, echando la hiel. Verá lo bien que entra tó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s