De Uganda a España pasando por ¿Múnich?

Stephen Kiprotich, foto AFPAkii Bua en Múnich 72

El ugandés Stephen Kiprotich ganaba el maratón y se convertía en el segundo hombre de su país en conquistar un Oro Olímpico, con 40 años de diferencia entre uno y otro. Pues mira por dónde, qué viejo soy ya, yo vi al otro y me acuerdo perfectamente: Akii-Bua, mítico campeón en Múnich en los 400 metros vallas, donde además estableció un nuevo record mundial, siendo el primero en bajar de los 48 segundos.

A lo mejor fueron aquellos juegos de 1972, en lo que respecta al Atletismo y aunque mis recuerdos sean borrosos, los mejores que haya presenciado. La edad no me dio para ver los de México 68, que todo el mundo dice que fueron siderales y dejaron huella de años. Después, y aunque el nivel era alto, en Montreal 76 faltaron los países africanos, en Moscú 80 gran parte de los occidentales con EE UU a la cabeza, y en Los Ángeles 84 los de Europa del Este, principalmente la URSS. En Seúl 88 los que faltaron fueron no pocos atletas de élite, que recularon en cuanto se supo lo del estanozol de Ben Johnson. A este deporte le ha costado mucho recuperar aquel nivel desde entonces, hay marcas que ni se han tocado, y por ejemplo en estos Juegos ha caído un récord de la RDA en los 4×100 femeninos. Menos mal que sí hemos contado con grandes figuras que han tirado del carro y han mantenido el interés, como Maurice Green, Morcelli, El Gerrouj, Gebreselassie, Isinbayeva… hasta el descomunal Usain Bolt de hoy. Así, estos Juegos de Londres nos han permitido seguir disfrutando del Rey de los Deportes, especialmente en la velocidad y con momentos espectaculares como el ya tan traído y comentado récord de Rudisha en el 800 –que sí, que Sebastian Coe opina como yo, aunque en su caso, como bien él dice, su opinión es tendenciosa.

Pero si tratamos de resumir a vuelo de pájaro lo visto estos días, algo tendremos que decir de la actuación española. Nos vamos a los números y a la estadística, y hay quien se reconforta: 17 medallas, pues no está mal. Pero es que aquí me parece que cometemos un error de perspectiva: el salto que dio nuestro deporte en Barcelona 92, con aquellas 22 medallas, estaban muy bien más que nada para sacarnos del subdesarrollo en que habíamos vivido hasta entonces. No para quedarnos instalados ahí. Lo suyo hubiera sido aprovechar ese salto de calidad para progresar, y lo que nos encontramos es que 20 años después seguimos en el mismo sitio. Con una particularidad: en aquellos inolvidables de 1992 logramos 13 oros, entre ellos el 1.500, el Hockey femenino, el Fútbol o uno en Natación; cuatro años después, en Atlanta, se ganó el de Waterpolo, Induráin la contrarreloj y el equipo de Gimnasia Rítmica; aquí han sido dos en Vela y otro en Taekwondo. Y con todos los respetos a estos deportes y a los demás, y sobre todo a sus deportistas, el escaparate mayor de todas olimpiadas está en el estadio, en el palacio de la Gimnasia y en la piscina. Y sólo en esta última se nos ha visto un poquito. El Atletismo merecería capítulo aparte, muy sórdido por cierto. En fin, como la inercia actual de este país recortarlo y empequeñecerlo todo, malas perspectivas pueden preverse para próximas citas. No creo que lleguemos a lo de Uganda, pero me veo sí, como en Múnich, donde recuerdo que ganamos dos medallas y una nos la quitaron por doping.

Y como nos gusta hablar de revivals y también de ceremonias, ayer presenciamos la clausura. Aparte aciertos o desaciertos, ideas brillantes u horteras, propósitos y despropósitos, protocolos, rituales, episodios tediosos y discursos que no escucha nadie… habrá que reconocer que los ingleses sí han sabido explotar, igual en la clausura pero sobre todo ayer, un de sus más reconocidos y universales activos: la música. En eso tienen mucho de qué presumir, posiblemente más que nadie. Y es de agradecérselo. Luego todo va en gustos, pero me quedo con el momento John Lennon y el momento Freddy Mercury, absolutamente memorables.

Con este post doy terminada esta serie dedicada a Londres 2012, que espero que haya cumplido el principal objetivo, esto es, entretener. El que se escribe se marcha ahora unos días a Bélgica, a celebrar con esa gente sus tres medallas, una de plata y dos de bronce. O a prepararme para lo que nos viene, o mejor dicho lo que nos vuelve. Con todo, un país que ha disfrutado de un año y medio sin gobierno, es para felicitarle y tenerle un respeto, ¿no?

3 Comments

  1. deberías hablar con propiedad…….. se dice 17 medallas y 30 casi medallas…… así lo ponen hoy en los medios oficiales que son casi todos…… Y gracias al deporte femenino que sin ayuda ni apoyo popular ha sacado el 70% de los trofeos……. Y Blanco encantado….. Lo del atletismo es vergonzoso absolutamente….. Lo de Scariolo no lo vamos a comentar más pero en RTVE podéis ver el ultimo cuarto otra vez….. 2 minutos del terror y 8 minutos de la basura….. menos mal que a él no le dan medalla……. Me ha sorprendido que no mencionases a Mo Farha ese…. no se…. a mi no me pareció demasiado creack pero doblar el 5.000 y el 10.000 merecía mención…. Y de la clausura por suerte no la vi…… creo que salían las spice girls…. Momentazo….
    Pásalo bien en Bélgica y tomate una Brigand a nuestra salud… o dos si están frías…… Y no leas las noticias….. es malo para la salud

  2. He seguido poco las Olimpiadas y nada este blog, mis disculpas porque apuro mis vacaciones. Deseo k vuestro viaje anual haya sido provechoso. Reconozco k esperaba aún peores resultados, aún así me parece patética la regresión de dos décadas a esta parte. En lo poco que vi de la clausura, flipé con el número de la vida de bryan y las monjas con la bandera en las bragas. Qué maravilla, aquí nunca sería posible porque seguimos como hace 70 años y la puta iglesia sigue dominando a los tres supuestos primeros poderes. Qué pena, veintitantos en el medallero, por encima de lo que nos merecemos política y socialmente. Un abrazo.

  3. EL MINISTRO DE EDUCACIÓN, “SUBNORMAL” WERT DIXIT: si la Olimpiada dura una semana más y sacamos la media de la ultima semana llegamos a 30 medallas……ya puestos que dure dos años y lleguemos a 400 medallas y nadie se entere de la crisis ni los recortes…….. eso si, para una estatua de 3 metros en Sevilla del Papa si que hay dinero…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s