Ligas, panes y hostias

Netptuno, Foto EfeAfición Villarreal, foto Efe

Y reponiéndonos de las sacudidas y emociones de ayer, pues ha terminado la Liga, sí, la de los equipos que no pagan a Hacienda y cobran la entrada a 90 euros. Toca ahora hacer un somero balance y repartir prebendas y mojones. Por partes:

Justo es empezar felicitando, porque no lo hicimos en su día, al Atlético de Madrid. Por su segunda Europa League en dos años; por su quinto título internacional; por el partidazo el miércoles, una final perfecta, el Cholo Simeone les supo inculcar todo lo que se debe hacer y bien en estos partidos, y encima coronado por el acierto de un Falcao que demuestra una vez más que ese sí es un crack de las citas decisivas. Lo han celebrado los atléticos con muchísima alegría y desparrame, la misma noche de autos mi área de influencia –esto es, mi barrio- fue una fiesta de claxons y camisetas rojiblancas. En contraste con el miércoles justamente anterior, cuando el Madrid se proclamó Campeón de Liga, que no se escuchó un alma. ¿Por qué sería? Ah, porque aquel partido terminó muy tarde. Pues vale. Felicidades también, lo dije el otro día, al Athletic de Bilbao. Verles jugar ha sido la alegría de esta temporada. Se vieron superados en la final, pasaron un mal trance. Pero hay que decir que nunca se rindieron y demostraron, entre otras cosas, mucho amor a su camiseta y a su afición.

Al Madrid ya lo felicité la semana pasada por su 32º título de Liga. Quedan los records. Ya saben que pienso que con en esta estructura de Liga son más relativos. Pero en todo caso, no puede negarse el mérito de conseguir 100 puntos, 121 goles… como tampoco podemos dejar encima del piano los 50 de Messi ni los 47 de Cristiano. Que nos gustaría menos puntos y menos goles pero más emoción o por lo menos interés, pues también.

Felicitar al Málaga, que por primera vez en su historia va a jugar Champions, y quién se lo iba a decir cuando la primera vuelta. Y al Levante, tan feo equipo pero tan meritoria su campaña, también saldrán a Europa por primera vez. Y a estos, ¿quién se lo iba a decir cuando bajaron hace cuatro años, los jugadores todo el año sin cobrar.

Felicidades al Manchester City, campeón in extremis de la Premier 44 años después, que si se descuidan les estamos dando el pésame. Ha sido un final tremendo, de impacto, para una liga que este año ha flojeado, la crisis que asumen la mayoría de los equipos, pero los que tienen petrodólares decididamente no. De los dos de Manchester, comparen cómo se había reforzado uno y con qué el otro. De hecho, el United des-retiró al becario Scholes para convertirlo en su fichaje de invierno, en el contexto de una campaña pobrísima –para lo que acostumbran- y sin embargo ha estado a dos minutos de ser campeón.

Felicidades al Borussia Dortumnd, doblete en Alemania y cinco al Bayern en la final de copa. Eso es lo que tiene saber buscarle las cosquillas a la endeble defensa de ese equipo, ¿verdad?

Y bueno, felicidades a mi Ajax, segunda Liga consecutiva, esperemos que esta no la tiren en el autobús como el año pasado –lo suyo fue mucho más espectacular que lo de Sergio Ramos– y esperemos también que la temporada que viene presenten mejor cara en Champions, que no le toque otra vez el Madrid y, sobre todo, que no le vuelvan a atracar con siete goles en media hora del Lyon en Zagreb. Y Platini diciendo que no se investigaba porque no había ningún indicio de apaño. ¿Y qué tenía que haber pasado entonces? Es que cada vez que me acuerdo…

No nos olvidamos de la Juventus, el Oporto, Galatasaray… pero tengo que hacer sitio para los mojones.

El primero: al Racing le tocó un indio el año pasado, o mejor dicho, todo lo que él tocó pareció convertirse en sal. Esas fotos, esos abrazos en el palco, ¿cuántos votos le costarían por ejemplo a Revilla? Tal como estaba ese club, este año ha cambiado dos veces de entrenador y han terminado siendo el primer equipo en firmar el descenso, ni nos acordamos ya cuando fue.

El segundo: mi querido Sporting sobrevivía cada año con estilo y gente joven. Sufrían pero jugaban al fútbol, y al final tenían el premio de la permanencia y no dejaban de darle algún susto a algún grande. Este año no han tenido más paciencia, han cesado a Manolo Preciado después de tantos años, si mal no recuerdo iban cuartos por la cola. ¿A que posición aspiraban? Pues a la que han conseguido con Clemente, al mismo destino que en los últimos años siguieron Murcia, Valladolid o las selecciones de Serbia o Camerún, por recordar lo más reciente. Pues nada, otros vendrán que le seguirán fichando y así les seguirá yendo. Que llegaran a la última jornada es puro capricho de las matemáticas, estaban virtualmente en Segunda hace ya unas cuantas semanas.

El tercero: y es una pena lo del Villarreal. Un club con un plan, una estructura, un estilo, un filial en Segunda que se ve arrastrado a Segunda B… Empezó esta campaña jugando con el City, a la postre campeón de la Premier, con el Bayern, a la postre finalista de la Champions, y con el Nápoles. Le fueron mal dadas desde el principio, traspasos, lesiones, fichajes fallidos y bajas formas… pero no tuvieron temple, los acontecimientos les sobrepasaron y empezaron a tomar decisiones como palos de ciego. Dos cambios de entrenador para terminar encomendándose a Lotina, iban cuartos por la cola. Un técnico que preconiza justo lo contrario de lo que el Villarreal llevaba años practicando. Un Lotina que ayer se desahoga diciendo que es muy preocupante lo que está pasando los últimos años. Efectivamente, para él debería ser muy preocupante lo que le ha pasado estos últimos años. A él y a los equipos que ha entrenado.Y un detalle. Con todo y con sus errores, las imágenes de palco cuando supieron del gol de Tamudo fueron de impacto. Roig en estado de conmoción, bajando los escalones, al borde del patatús. Y bajar al campo y ponerse delante de la afición. Cuando lo más habitual, lo que hacen la mayoría de los dirigentes en estos casos, es salir por patas y que nadie les reconozca por la calle.

No se libran de mojones el Zaragoza, con un proyecto deportivo impresentable desde hace ya años, y al que el milagro de Jiménez (o de la Virgen del Pilar o de quien sea, madre mía, si el año pasado fue igual) les va a dar carta blanca para seguir perpetrando lo mismo; ni el Rayo, que aparte otros despropósitos y todo lo que no la gente no cobra en esa casa, hasta llegó a plantearse el cese de su entrenador justo antes de la última jornada; ni el Granada, que poco tardó en echar al entrenador con el que subió a Primera para traerse a… Abel Resino. Ya digo, es que no podían bajar todos.

Lo que siempre digo: hay enfermos que necesitan un médico y contratan directamente al sepulturero.

Bueno pues con todo esto –agotado estoy- hasta el año que viene. Ah no, que el viernes haremos previa de la final de la Champions. Y luego la Eurocopa. Bueno, hasta cuando sea, hasta dentro de un rato, adiós furbo adiós.

1 Comment

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s