Pulpo Ficción… y Realidad

La Pulpería de Victoria, logoInolvidable película aquella, pero Pulpo en inglés se dice Octopus, así que hablamos del que recogía piedras preciosas del fondo del mar y las guardaba en un jardín, que nos contó Ringo Starr. Hoy tocaba escribir de tecnología, y qué mejor desarrollo que el de este animal de dos piernas y seis brazos –según estudios recientes -que tiene tres corazones y que cómo no va a estar rico, si cada ventosa de sus llamados tentáculos consta de 10.000 células sensibles al gusto.

Dicen que los españoles consumimos al año unos 180 millones de kilos de este cefalópodo al que la mayoría de estudios de mercado encuadran en la misma categoría que el calamar, pues ya es manía. Lo que no nos habían dicho es que cambian de color según su estado de ánimo y o la necesidad de camuflarse. Ojo, que cuando adopta tono rojizo es que está furioso. Y son nocturnos, de día descansan y cuando los demás duermen, ellos salen de caza. Como tantas otras especies hubiera otrora en Madrid capital.

Inteligente y muy observador, el pulpo sería algo así como el reportero de los océanos. Y como tal, ha tenido que aprender a fabricarse sus escondites. Que además de políticos, banqueros, fontaneros, sindicalistas y tertulianos, también las morenas y las anguilas se pirran por sus carnes. A todos nos han dado alguna vez la del tal, pero mira que a ellos… Y con todo, su población se ha duplicado en los últimos 30 años. Esta es su victoria, y eso que últimamente en Galicia A Voz de Vigo, hoy andan caninos. Por cierto, ¿sabían que sólo el 10% del que comemos viene de allí? Pero el mejor, claro.

No es de extrañar que sea una costumbre casi medieval cocerlo entero en grandes ollas de cobre. Los del monasterio cisterciense de Oseira, en la comarca de O Carballiño, dominaban toda la costa de Pontevedra y el producto venía a mansalva a interior. Allí estaba la parroquia de Los Arcos y sus habitantes se dieron a la faena de servirlo con sus cachelos y su pimentón. Y hoy siguen recorriendo el mundo, de un merendero en Vigo junto al aeropuerto a una caseta en la Oktoberfest de Múnich.

Lo de Pulp Fiction es otra cosa, amigo mío. Básicamente un género de novela policíaca. Porque tampoco se refería a las pulpas, esas pobres madres de estos bichos, que son abandonadas por los machos y mueren irremediablemente por cuidar a capa y espada o a tinta y abrazo a sus retoños. A lo mejor pensabas en bebidas. Es que pulperías las hay de dos clases: las de aquí, donde se come Á Feira y se bebe albariño; y las de aquel lado del Atlántico, donde se compra de todo, pero sobre todo se habla, se murmura y se bebe sin tapujos. La que celebramos mañana es de las primeras, y este blog os invita a conocerla. En La Pulpería de Victoria celebraremos mañana la victoria… del Pulpo. Será inolvidable también.

Logo La Pulpería de Victoria

Inauguración La Pulpería de Victoria, coordenadas en Facebook

P.D. Y sí, hemos hablado de la costa pontevedresa. Allí, en el llamado Parque Natural de las Islas Atlánticas, se encuentra la Isla de Ons. Con sus acantilados, con su oleaje, sus rocas, sus fondos… (Gracias Vicente, por la foto y por tu aclarado, que bien sabías tú que eso no era Salt Lake City por mucha Salt que aquello tuviera. Y gracias a los que habéis participado, y ciertamente os habéis acercado. Y con permiso de todos los ahora salen ahí. Que sin duda venían de o iban a darse un buen atracón).

Isla de Ons, Etoqueloqueé

8 Comments

  1. Buen trabajo, Enrique. Estoy agenciándome una «cobertura infantil» para acercarme mañana con mi mujer a saludaros y, de paso, que Vicente nos cuente y nos enseñe las fotos de su última escapada. Es muy poco probable pero brindar con vodka ya sería la repanocha (correría de mi parte), ¿verdad Vicente y Oñate?

    Un abrazo.

    1. Yo si hay que brindar con vodka se brinda. Que un buen documental por las costas gallegas siempre es bueno de celebrar. De lo otro lo estoy dejando poquito a poco.

      1. Por su puesto que un stolosnaya a -5 bajo cero como lo sirven en Shout de Amsterdam siempre es de agradecer…….

  2. Un comentario sobre la foto: Julia, mi mujer o compañera o como lo queráis decir, dice muchas veces «Parece otra vida….» cuando ve fotos antiguas….. y verdaderamente esta foto parece otra vida….. tiempos felices y sin problemas que quedan en el tarro de la felicidad….. luego la vida nos ha separado a unos…. nos a unido más a otros o nos ha llevado por derroteros diferentes…. nos ha quitado el pelo y dado kilitos y nos ha dado sabiduría y muchos sitios nuevos conocidos y miles de experiencias…. pero el momento que capta la foto es una pepita de oro de nuestra felicidad… al menos de la mía….. ¿qué haríamos sin fotos???? POR ESO BLADE RUNNER ES UNA PELÍCULA MÍTICA Y DE CULTO….. ESOS DETALLES FILOSÓFICOS SON DE LOS QUE CAPTAS A LA DECIMA VEZ QUE LA VES…..

    ¿Cómo os habéis quedado con este giro cinéfilo………. Picuetttttttt

    1. Otra vida, otros momentos, otras amistades. Como bien dices, van pasando gente, algunas se quedan, otras se van, llegan nuevos. Pero sí que es verdad, ves fotos antiguas y en la cara se ve que teníamos otro sembante. da igual los kilos de más o de menos, era otro rictus.
      Ahora se fuerza más, y aunque intentes sacar lo mejor de ti, seguro que hace un momento te has enterado de una noticia que te ha puesto los cuernos revenidos y se te nota.
      Antes te daba más igual todo, y eso se notaba en la foto. Resumiendo, te cabía todo, y lo que no, te daba coraje.

  3. Lo que pasa es que a veces las vidas no sólo parecen otras por la cirugía intrusiva que les hace el tiempo, sino por la perspectiva tan diferente desde la que las vemos. Y es que el destino es caprichoso y a veces certeramente perverso. Justo hoy, cuando hablamos de ella con un motivo lúdico y festivo, la Isla de Ons salta a la actualidad por un episodio trágico. Nadie tiene la ciencia de elegir el momento ni es capaz de prever lo que va a suceder. Google también es caprichoso, y por ello pedir discuplas a quien haya dado con esta página y este artículo cuando en realidad pretendía informarse de la otra noticia. La Red, como la vida, es así.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s