Las Siete Reglas del Portavoz

Empezamos hoy esta serie sobre las reglas o mandamientos básicos que debe cumplir un buen portavoz. Constará de varios capítulos, en los que iremos desgranando, a lo largo de las próximas semanas, cada uno de los que hemos denominado Las Siete Reglas del portavoz. Que no van solas, sino aderezadas con otras pautas, consejos y hasta trucos que también referenciaremos. Pero que entiendo son las siete principales lecciones que debe tener bien aprendidas cualquier persona que se enfrente a los Medios de Comunicación en cualquier modalidad: entrevista presencial, rueda de prensa, conversación telefónica, tertulia… si aspira a salir no ya airoso, sino triunfante.

Ante todo, y a modo de premisa previa, entendamos como portavoz cualquier persona dentro de una organización que asume la responsabilidad de hacer pública cualquier información u opinión relativa a esa entidad, fundamentalmente ante los medios de Comunicación. Por lo tanto, el portavoz es la cara y la voz de su organización, habla en nombre de ella aunque salga a escena con su propio nombre, apellidos y puesto que ocupa dentro de esa organización. Se entiende que cualquier entidad, empresa o institución debe tener bien identificados a sus portavoces legítimos y autorizados.

Y tengamos en cuenta también, como paso previo, que toda entidad, y por lo tanto sus portavoces, han de tener perfectamente identificados sus mensajes principales, tanto los centrales que definen y caracterizan a su organización como los que se pretende transmitir en un momento concreto –corporativos, de producto, ante una crisis…. Esto es, el portavoz que sale escena debe saber perfectamente lo que quiere decir.

Y sin más, con estos antecedentes, aquí lanzo las Siete Reglas, a modo de titular:

  • 1. Tu juego no consiste en responder preguntas sino en lanzar tu mensaje

  • 2. El tamaño importa: breve

  • 3. No te inventes lo que no sabes

  • 4. No niegues

  • 5. Busca puentes

  • 6. La competencia, ni tocarla

  • 7. Sé ameno y didáctico ante todo

Para que vayamos pensando. Ya digo que cara uno merecerá un capítulo aparte. En próximas entregas…

Portavoz rudimentario

… El propósito no es otro que ayudar a conseguir portavoces digamos menos rudimentarios que este.

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s