Las Forcadas: ni el día ni el mundo se acaban (Capítulo 3, II)

El Barrancón, etapa 2 Porque la historia de este segundo día de ruta habíamos empezado a contarla por el final, donde reinó la paz, pero antes hubo traca de la buena. Entre La Robla y Poladura de la Tercia recorríamos 22,7 km y según los gráficos era la primera etapa de alta montaña. Bajo un calor de nota. El ingeniero Kaprinsky, que no es polaco sino cántabro, ya lo avisaba apenas apurando el primer cigarro del madrugón en el albergue, todavía por amanecer: “tenía que haber helado algo porque si no luego va a calentar que verás” (más o menos textualmente). Ahí nos encontraríamos horas más tarde, sudando las últimas defensas escarpadas de Las Forcadas de San Antón, primer hors categorie de la ruta, 1.462m y nada más que ese Rey Sol por encima. Hasta entonces, el día había transcurrido en leve y en progresivo ascenso por carretera: Peredilla, la Ermita del Buen Suceso, las vías del tren y dos cigüeñas bien avenidas y bien apostadas, diríase que tomando tiempos o tal vez pulsando el tiempo. Después de un polígono industrial y un acceso subterráneo un tanto estrambótico por la estación, La Pola de Gordón es un señor pueblo, o al menos así se me antoja. No sé si porque allí tomamos el primer café largo de la mañana, y eso vale un potosí; no sé si porque el bar era una peña madridista, La Gordonesa, que seguro que mucho hace que no la visita ningún representante oficial de ese club, pero en fin. Desde allí hasta Buiza se acentúa el ascenso por un paisaje que ya prepara para emociones fuertes. En Baberino hemos despedido al  Bernesga, que nos venía acompañando desde León -¿dónde está ya León? Y en Buiza ya la cosa se va a poner definitivamente seria y lo sabemos todos. Momento plátano para reponer, fuente bien fría para tonificar el gaznate y los ánimos. Y a la obra. El piso firme se va al garete, empieza el camino abrupto. Es tiempo de no parar, de subir poco a poco y acopiar paciencia, la hoja de ruta dice 50 minutos de ascensión y por lo tanto ya sabemos que en ningún caso van a ser menos, para qué estresarse. La cosa se irá La Pola de Gordón, etapa 2complicando cuando el viento empiece a cortar, el paisaje se abra de cuajo y la roca pura vaya reemplazando al chinarro. En esos momentos en que la tierra se inclina es cuando las piernas crujen y el aliento se rebela, pero la vista se alivia por momentos, se recrea en lo que dejas abajo, en lo que asoma por delante. Esas cimas recién conquistadas te dan la perspectiva de lo que valen unas cosas y otras, y aquí en Las Forcadas hemos vuelto a dar fe. Pero cuidado que no está todo vendido. Ni el día ni el mundo se acaban aquí. Y es que esta vez el descenso será mucho más largo que la subida. Porque no es tal, sino un vacilar, rodear y deambular por las laderas. Lo de El Barrancón ya lo llevábamos avisado, mejor concentrarse en disfrutarlo que en padecerlo, tomárselo con tranquilidad que las prisas aquí tampoco se llevan bien, incluso temémonos que peor. Esas fotos verticales que luego las miras y dices ¿pero me metí yo por aquí? También se gana unas postales Rodiezmo allá al fondo, a alguno que yo me sé le va a gustar que se las muestre. Sí, la jornada terminará haciéndose pesadita aunque el paisaje está para justificarlo todo. Máxima concentración por hilillos de sendero que no dejan margen al descanso, riachuelos por sorpresa y travesías por hierba altísima, casi todo en pelotón groupé que llega a ser de siete u ocho, y no vemos doble, es que vamos ganando compañeros de ruta. Pero todo llega y el final de esta historia ya está contado en el post anterior. Salvador, hoy también hemos podido. Pero en efecto, creíamos que ésta era la etapa reina.

10 Comments

  1. Esta etapa fue muy chula y realmente cumplimos hasta el horario previsto y creo que llegamos todos bastante bien. De 7 de la mañana a 14 horas pateando…. la idea era llegar a ver la F1 (justo lo contrario a lo que hacemos en el camino…. la velocidad pura frente al andar tortuguero) y llegamos cuando llevaban 2 vueltas……… Hay que ponerle un monumento a los chicos del Foro que nos mandaron fotos y pistas para no perdernos (Oñate producciones) y al buen hombre (no recuerdo el nombre) que puso unas flechas añadidas a las pintadas por el camino y que nos ayudaron mucho…. flechas de hierro amarillas muy vistosas…… una de esas flechas también nos despistó gravemente, y no por el buen samaritano que las puso, sino por el hijo de puta que varió 45 grados su dirección…… lo justo pa cagarla……. pero esa es otra canción……..

  2. Creo que las flechas se llamaban Elder……. o algo así….. debía ser el caminante que las puso…..Otro detalle interesante es que como máximo en el camino llegamos a coincidir 10 personas y andando por los caminos prácticamente 7…. el Bloger, Oñate, Antonio y un servidor, Carlos de Cantabria, Florencio o Gerónimo (según le daba) de Salamanca, Javier del País Vasco, una pareja de León que la mitad del trayecto la hicieron en tren (esos lagrimones al bajarse en La Pola de Lena y ver el albergue enfrente de la estación debieron ser Tela….) y el superman de Alcalá de Henares que decía que se hacía 70 km cada día pero lo que hacía era perderse 50 y avanzar 20 km como todos….. un personaje…..

      1. Sinceramente no creo que nadie que no haya estado caminando pueda destripar los personajes, aunque pongamos nombres, apellidos, DNI, descripción física y psicológica, etc, etc……. la idea es completar detalles que se pasan sin ganas de destripar nada……. como el nombre de un vino o las flechas Elder, etc…..pero bueno.

  3. Ender fué la mano amiga de las flechas. Que no evitó que nos comieramos un brezal casi entero. No fué su culpa. La etapa para poner en un marco, a partir de Buiza.¡Todas esas crestas casi a la misma altura de la que alcanzamos!.

  4. Los detalles son necesarios, completan la historia. Pero los personajes irán apareciendo en su momento, ya han salido cinco. Me refiero a que no los descubras antes de tiempo. Pero bueno, da igual, tampoco pasa nada. ¿El de Alcalá de Henares?

  5. Si la del primer día estuvo bien, está fue de órdago, aperitivo de lo que iba a venir más adelante.
    Espectacular el paisaje que se nos iba viniendo encima.
    Y por supuesto las flechas de ender, forero del foro santiaguero que frecuento, que nos salvó en más de una y que gracias a ellas no fuimos por esa carretera que se veía interminable hasta Rodiezmo.
    Luego llegó el premio, la Poladura y su Embrujo, y no sé como se cuelga una foto aquí para comprobar como algunos de los personajes que aparecen en este camino se mimetizaron rápidamente con el camino y con su gente. A ver si el jefe bloquero me dice como como y la cuelgo. Seguimos.

    1. esas fotos las carga el diablo….. ya sabes…….. luego te aparece la cabeza del caballo debajo de las sábanas y nos quejamos………. que es que hay que decirlo todo…….

      1. PUES TENGO UNOS VIDEOS MUY BUENOS SI QUIERES QUE LOS DIFUNDAMOS TAMBIEN….. ESE FUMETEO SUBIENDO MONTAÑONAS…….. ¿TE LOS MANDO????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s