Brujas y hadas en Poladura (Capitulo 3, I)

El Salvador, camino 2011 054 Poladura de la Tercia es el típico pueblo que a uno le gusta conocer en estas aventuras, a veces pienso que si te metes en estos líos es sobre todo por descubrir sitios así. Apenas camines más de 20 metros te das con las montañas. Ya te salgas por el Norte, por el Sur, y si hubiera 14 puntos cardinales, por cada uno de ellos te sentirías enseguida rodeado y abrazado por cumbres de las más variadas y abruptas formas, matices, colores o siluetas sin más según por dónde les venga la luz. Absoluta tranquilidad para darte un paseo con las piernas lentas pero frescas; infinita paciencia para pararte a hablar con un profesor del lugar que se sabe toda la historia y los avatares de la ganadería de allí, de al lado y de más arriba. Incontestable paz para recorrerlo y mirarlo todo con cariño y dedicación. Todo el pueblo es un descanso pero si además descansas en la Posada El Embrujo, ya eres el Rey. Su Majestad del vino de frasca con suculentas chacinas después de la ducha, viendo la tele en el salón; Su Alteza del cubata rebosante de hielo, sentado al sol en el jardín con los pies en alto y tomando estos apuntes; Su Excelentísima de la tertulia, cervezas y barcelós mediante, reunida toda la corte en torno al arte. Que mejor no puedes estar cuando siendo vasallo sabes que te espera una cena de monarcas, que ya sé que repito el concepto pero no puedo y no voy a llamarla de otra forma a esa cena suculenta y soberana. La Posada El Embrujo va, como su nombre pretende, de brujas, las hay de todos los tamaños, formas, narices y materiales, ojo con darle a la campanita que no debes porque te crees que se te viene la casa encima, menos mal que uno será manazas pero tiene reflejos. Sí, la posada está montada como una casa temática de pirujas pero en realidad es un palacio de lo a gusto, un aquelarre de placer urdido por hadas dulces del Camino. Al menos dos que yo viera. Ahí queda, para que conste Posada El Embrujo, página web

7 Comments

  1. Por 15 euros cenamos a lo arzak. Gazpacho con melón, revuelto de verduras con pescado, carne asada con una ensalada de cine y unas patatas idem y unos postres caseros pa caerse de culo. Además Alonso subió al podio y la etapa fue dura pero llevadera. 24 km de montañas subiendo hasta 1500 metro y pasando creo las forcadas de San Antón hacia Rodiezmo. Alucinante el camino. Con mi mala memoria igual la cago. Creíamos que iba a ser la etapa reina. Pero nos equivocamos….

  2. Ya lo creo que fué entretenida la charla con el profesor-ganadero. Ademas tenia la doble visión de lo que son los pueblos y las ciudades, ya que vivió y trabajó en sitios mayores a Pobladura, creo recordar. Aunque, para vivir, prefiero lugares menos cerrados, en todos los sentidos.

  3. Muchas gracias por escribirlo y muchas gracias por enviarlo, un saludo desde las montañas de León, ahora acompañadas por la lluvia.
    Ya no hay problemas por tocar la campana, desde ese dia le quité la cuerda y se acabron los sustos!!!!!!!jajaja
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s