Una terraza en las nubes… de Lisboa

Imagen015Imagen007

 

 

 

 

Bajando por el empinado camino que deja atrás el Castillo de San Jorge, aterrizas casi sin querer en esta explanada en la que no dudas en pararte a tomar una copa, admirando las increíbles vistas del Barrio Alto. Luego te das cuenta de que estás en la azotea de un edificio, de unas cinco plantas, que resulta ser el Mercado do Chao do Loureiro.

Claro, esto sólo puede suceder en Lisboa, la ciudad –escribí una vez- donde unos recuerdos se deslizan plácidamente por las calzadas y se acomodan en una plaza señorial, pero otros se despeñan por pendientes inmisericordes, y el estruendo se deja sentir en las almenas de la parte más alta.

La ciudad, además, –y esto lo escribo ahora- que ve pasar el tiempo flanqueada por dos colinas irreductibles que la protegen y preservan de improcedentes ataques de ira o melancolía. En ellas crecieron barrios y castillos. Arriba del todo, el jefe de los castillos mira insistentemente a su barrio favorito, como si supiera que no puede existir sin él. Pero altivo a la vez que al alto, el barrio mira siempre hacia otro lado. Tiene otras cosas en qué pensar y otros horizontes por descubrir. Así son las pasiones no correspondidas.

Como no hemos tenido ganador esta vez –y es la primera, no me lo puedo creer!!!- dejaremos un bote para la próxima. Eso sí, yo me pienso regalar un bacalao de los que hacen época. A vuestra salud. Muchas gracias a todos los que habéis participado. Y a por la próxima…

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s