Cloud Computing en Pymelandia

Cloud Computing en Pymelandia

 

Una definición más o menos oficial de Cloud Computing -o Computación en la Nube- sería esta: Un modelo tecnológico que que permite el acceso ubicuo, adaptado y bajo demanda en Red a un conjunto compartido de recursos de computación configurables (redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios), que pueden ser rápidamente aprovisionados y liberados con un esfuerzo de gestión reducido o interacción mínima con el proveedor de servicio. Corresponde al National Institute of Standards and Technology (NIST), dependiente del departamento –esto es, ministerio- de Comercio de Estados Unidos.

En palabras más del pueblo llano, vendría a ser: Preocúpate de usar tus sistemas de información, y no tanto de tenerlos, gestionarlos y mantenerlos. La idea puede ser aplicable a todo el arsenal informático de una empresa o a parte de él; puede delegar ciertos recursos y tareas, y asumir el control de las que considere más oportunas; y al delegarlos, puede hacerlo en un agente externo especializado, o puede crear un equipo interno dedicado a esa misión. Incluso combinar ambos modelos. Por eso hablamos de nubes públicas, privadas, híbridas…

Ya sabemos que se trata de un término muy manido últimamente –está de moda- aunque el concepto no es exactamente nuevo y ha dado varias vueltas, por ejemplo hace quince años se habla del Network Computing, basado en el lema “el ordenador es la Red”. Ahora ha madurado con la nuevas tecnologías disponibles y, principalmente, con la novedad de que toda la materia gris de la empresa que se cuece en los ordenadores –aplicaciones, plataformas, procesos- pueda adquirirse en la modalidad de pago por uso, esto es, en modo servicio, como la electricidad o el gas, y entonces hablamos de Software como Servicio (SaaS) y lo mismo decimos de las plataformas (PaaS), la infraestructura tecnológica (IaaS) o los procesos de negocio (BPaaS).

Básicamente, los beneficios del Cloud Computing para las empresas se resumen en abaratar costes de infraestructura y de consumo de energía, al no tener que comprarse ni instalar todo lo que necesitan, al tiempo que pueden redimensionar su modelo y cambiar las cosas de sitio con relativa facilidad y estar a la última disponiendo siempre de la última versión de su software. Para las pequeñas y medianas, supone contrarrestar buena parte de las barreras que les impiden competir con las grandes. El caballo de batalla, no obstante, reside ante todo en la seguridad, al no tener todos los pájaros en mano, esto es, la organización ha de confiar datos importantes de su negocio al saber hacer de un tercero.

Cloud Computing en Pymelandia 2A nivel mundial, la consultora Gartner estima que el peso del Cloud Computing en el negocio global de las Tecnologías de la Información pasará del 3% que supuso en 2010 al 19% que supondrá en 2015, con una previsión de volumen de negocio de 55.000 millones de dólares en 2014. En España se estima que este mercado alcance un valor de 1.800 millones de euros este mismo año.

Pero ¿se creen nuestras empresas lo de la computación en la nube? Esto mismo es lo que acaba de preguntar el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información), dependiente del Ministerio de Industria, que el pasado lunes presentó el informe Cloud Computing, Retos y Oportunidades. En este enlace va todo, desde una brillante y clarificadora presentación, a un resumen ejecutivo y el informe completo.

Claro, referirse a las Tecnologías de la Información en España implica necesariamente hablar de su penetración e impacto en las pymes y micropymes, que representan el  99% de nuestro tejido empresarial. Vivimos en Pymelandia, y de ahí que el informe se desarrolle fundamentalmente en sus parajes y cordilleras.

Como principal conclusión, el informe destaca el hecho de que el 45,2% de las pymes españolas dotadas de página web –ojo con esto- conoce las soluciones Cloud; pero sólo una de cada cinco que las conocen las utilizan. Esto es, una de cada diez de las que tienen presencia en Internet, que según estudios de 2010, eran apenas el 23% de todas las pymes españolas. ¿Frustrante, o que en realidad no hemos hecho más que empezar?

Eso sí, destaca el informe que esa minoría de empresas españolas está en general bastante o muy satisfecha con el uso de soluciones Cloud, concretamente el 62,7%, principalmente por el ahorro de tiempo y costes que obtiene. Ya sabemos eso del éxito de crítica pero no de público. Y que en términos económicos, por cada euro invertido en esta tecnología se genera un impacto de 1,63 euros en nuestro PIB, por lo que, si esa inversión fuera mayor, redundaría en la creación de empresas y empleo.

Cloud Computing en Pymelandia 3Pero Pymelandia es así, eso ya lo supieron otros mucho antes. Desde los pioneros que se propusieron llevarles el ordenador puerta a puerta hasta los predicadores que osaron prometerles la salvación, Internet mediante. Hace ya tiempo que sabemos que si queremos un país competitivo y autosuficiente, que no viva pendiente de especuladores y primas de riesgo, necesitamos conquistar este indómito far west y sumarlo a la causa. Pero a tantos les ha parecido una tarea tan ardua, supone tanto desgaste, se pasa tanta sed en ese desierto… Y entre que lo pensamos y lo estudiamos, los cielos siguen tal que así de despejados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s