Lo que tiene perder Wimbledon

Foto Reuters Nótese que en el último momento he cambiado el titular, que en vez de el verbo “tener” iba a llevar otro que empieza por “j..” Una final para la historia…de Serbia, porque nosotros llevamos desde las seis de la tarde de ayer tratando de olvidarla. Para ellos sí que será inolvidable, si no me equivoco (sigo escribiendo de memoria) es el primero de aquel país que lo gana, recuérdese que Ivanisevic es croata. Aportando un poco de perspectiva al asunto, a Novak Djokovic se le esperaba desde 2005, viéndole entonces no era difícil prever lo que está consiguiendo. Lo que pasa es que el temporal Nadal, el pertinaz anticiclón Federer y sus propias dudas y borrascas han retrasado su llegada. Ahora parece poseído del “efecto Lendl”, que en cuanto consiguió quitarse las moscas de encima tuvo varios años intratables. Lo cierto es que está aquí y será cuestión de tiempo saber hasta cuándo.

Pero a lo que voy, ¿qué tiene Wimbledon, por qué al final es el torneo más grande, el que más valoran los jugadores cuando en realidad los otros Grand Slam valen técnicamente los mismo? Federer acaba de confesar que perder la final de 2008 supuso el peor momento de su carrera. Después de cinco títulos consecutivos que llevaba entonces y después de un partido digno de Shakespeare (6-4; 6-4; 6-7; 6-7; 9-7, sí, de memoria), que hubiera sido para estar orgulloso de haber representado aquella obra aunque te hubiera tocado morir en escena. Es verdad que me acuerdo de su abatimiento al final, le había frustrado perder la corona en Londres más que las tres finales que llevaba perdidas en Roland Garros, donde aún no había ganado, o que aquella en Australia, cuando no pudo contener las lágrimas. El otro día hablaba de Björn Borg, para mí el verdadero Rey de Wimbledon. Se cumplen ahora treinta años de aquella final ante McEnroe, la segunda sideral que disputaban sobre aquella hierba, pero la que quebró su hegemonía. Estoy seguro de que tiene peor recuerdo de esa que de las cuatro finales que perdió en el US Open. Ayer veía la carita de Nadal y me da la sensación de que también se había llevado la decepción de su vida. Y no sólo le dolió a él, es que a los que le queremos nos dejó hechos polvo. En la tarde-noche de ayer, por donde frecuenté, ni una palabra del asunto. Hablábamos de la pésima sensación que dio Brasil ante Venezuela, por no decir de la de Argentina dos días antes, del fiasco de Neymar la primera vez que algunos le veíamos un partido completo; hablábamos de lo complicado que se ha puesto el Tour de salida –es verdad, como Perico Delgado en el 89, aunque aquello, sumados el despiste y la crono por equipos, fueron como siete minutos, que recuerde. De Nadal, nada de nada. Como si nos hubiéramos puesto de acuerdo en dejarle tranquilo rumiando la que, por otro lado, ha sido la peor final que se le ha visto. En el peor sitio. Nos quedamos helados, y él también. Es lo que tiene Wimbledon. Y es lo que tiene Rafa, a quien pase lo que pase, venga lo que venga, yo no voy a dejar de decirle: gracias, gracias, gracias, Rafa. Si hace falta, todos los días.

2 Comments

  1. Como me adelanté, copio y pego lo que puse en lo de Borg y la dejo donde debe estar.

    #

    Me adelanto a tu posible crónica a lo que ha pasado este domingo.
    Las motos, impresionante, incluído el Lorenzo, pese a quien le pese.
    Después, pues después vino la china que se le ha metido en el zapato a Nadal, y que antes le salió a Federer con el propio Nadal. Y sin embargo el maestro suizo ha sido el único que ha podido esta temporada con él. Después de tirar los dos primeros sets aquello se le hizo cuesta arriba y al final pagó todos esos errores no forzados.
    Paralelo a esto el Tour que ha empezado un poco como aquel año con Perico perdiéndose por las calles antes de salir en la crono de la primera etapa.
    Y para terminar la guinda al pastel. Más que pastel, pestiñada, la que nos está ofreciendo la Copa América. Vaya mojón de partidos. Empezando por Argentina, solo un empate a uno con la “gran” Bolivia y terminando con Brasil en su “gran” empate a cero con la “potente” Venezuela. Vi el partido, y vi a la reencarnación de Robinho cuando empezaba, ese tal Neymar del que el Marca está haciendo su enésimo serial verniego. Venga bicis, venga desdobles, venga cresta en el pelo, pero ná de ná. Y era Venezuela. En fin, pero hay que vender la moto.

    Comentario por Pepe Oñate | julio 4, 2011 | Responder

  2. No puse nada en el post anterior ya que no hay nada que añadir a tan magnífico recuerdo de Borg. Chapeau para el bloger. Si tengo que hacer varias reflexiones sobre el tenis que discrepan de la opinión general:
    – Lo de ayer fue una final mediocre igual que Roland Garros……… fallos y más fallos….. Sale enchufado Nole y 2 a 0… se hunde Nole y 2 a 1…… y se vuelve a enchufar y Nadal falla estrepitosamente en tres momentos clave y fuera. No le llegan ni a la altura de la suela de una alpargata a aquellas finales de Borg con McEnroe, o con Connors, o estos dos últimos o las dos finales Federer-Nadal que se repartieron……. Djokovic es muy bueno pero el tenis ha bajado drásticamente de nivel los dos últimos años a la par del hundimiento de federer y el bajonazo de Nadal……. Una pena. AYER EN TODA LA FINAL SOLO VI UNA SAQUE-BOLEA (LA GRAN JUGADA DE WIMBLENDON) EN LA PENÚLTIMA BOLA……. QUE SE LO HAGA MIRAR EL GROUSSMAN DEL CAMPO A VER QUÉ HIERBA ME PONE……
    – Lo de que tienen comida la moral Nadal a Federer y Nole a Nadal es pura tontería de comentarista de televisión: la realidad es que el juego de Nadal le va de pena a Federer (tanta bola liftada, tanto globito y pelota blanda defensiva, el saque de un zurdo, etc) y se le atraganta en tierra. Pero en otras superficies Federer a ganado a Nadal y viceversa. Y a Nadal le pasa lo mismo con Djokovic: sus golpes planos y fuertes no le permiten tanto liftado y al ser más alto las pelotas altas las ataca muy bien el servio. O cambia de juego o le ganará 9 de 10 veces.
    – Contador a perdido lo que gana en un kilómetro de ataque duro si tiene piernas……. nada que ver con los 8 minutos de Perico. Lo importante es quién lleva el amarillo el último día y no hoy. Ayer dieron un ejemplo de equipo compenetrado y con las ideas claras. Y Evans es un Cagarro y Andy se escondió toda la etapa……. va de ahorrar energías y eso es mala señal. PERO EL SEÑOR DE LA TELE, TÍPICO COMENTARISTA ESPAÑOL, YA DIO POR MUERTO A CONTADOR EL PRIMER DÍA….. NO TIENE NI FEELING, NI GANAS NI FUERZAS ESTE TOUR….. OLE SUS COJONES….. Y si visteis la caída pues le pilló precisamente por ir hacia delante y no pudo hacer nada…….
    – Y Lorenzo muy bien……. ya os digo que es tan bueno en la moto como tonto fuera de ella……. pero lo tiene crudo este año…… veremos.
    -De neymar no hablo….. estoy deseando que lo fiche el Madrid y se quede a solas con CR7 en ese vestuario……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s