Los músicos salen a la calle: es tarde, mi amor

Buena parte del mundo de la música española se manifiesta en estos momentos frente al Ministerio de Industria, convocada por la Asociación de Productores Musicales, Promusicae. Luis Eduardo Aute y Loquillo le van a entregar a ministro un manifiesto firmado, entre otros muchos, por Alejandro Sanz, Ana Belén, Bunbury, Peret, El Canto del Loco, etc. Reclaman, entre otras reivindicaciones pero con carácter principal, que se ponga freno a las descargas en Internet, factor al que achacan la pérdida de 15.000 empleos en el sector de la música durante el pasado año. Paralelamente, en la Cadena SER, Francino acaba de montar un acertadísimo debate. Ha llevado al presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, y a Carlos López, director de la discográfica Sony BMG, verdadero impulsor del manifiesto y de la concentración. Les ha hecho escuchar la opinión de oyentes, usuarios de Internet y consumidores de música en general. Les han dado un repaso. Les han cantado las verdades. Pero hasta les han dado ideas: reconvertir el negocio, adaptar los precios a la realidad, aprovechar Internet como fuente de ingresos y no como amenaza, fomentar los conciertos por toda la geografía española, que hagan caso a la gente joven … Les ha dado igual. No se han bajado del burro. Realmente, no será la primera vez que escuchan los argumentos que hoy les han dado. Pero no se van a mover de su discurso, que pretende simplificar el problema a una simple confrontación entre los que “crean con su esfuerzo” y los que “roban con la ayuda de las operadoras”. Y no es todo así. Naturalmente, antes que reconocer que han perdido 15.000 empleos por su mala gestión, por no haber sabido reconvertirse y potenciar su negocio gracias a las nuevas tecnologías, es más “decoroso” para ellos quejarse de que les roban. Y tampoco van a admitir que ha sido posiblemente su inmovilismo el que ha fomentado en buena medida esa cultura del “gratis total”, que en efecto, no respeta el legítimo derecho de propiedad intelectual y está dañando seriamente a los creadores en todas las disciplinas. Pero es que muchos de esos creadores son ya conscientes del problema y además se han dado cuenta de que las discográficas y las entidades de gestión no les dan solución, precisamente por ese empecinamiento en sostener una batalla que pierden por todos los frentes. Por eso han decidido “pasar” de las discográficas y buscarse sus propios medios. Tanto ilustres como nuevos músicos están ofreciendo sus trabajos en su página web, le ponen ellos el precio que consideran oportuno –en general módico-, te dan opciones para comprarte un poco, un poco más o todo, en el formato más simple o en edición de lujo. Y luego salen a dar conciertos. Y venden. Y crean negocio, empleo, riqueza, y sus fans están con ellos. Es decir, que el modelo al final sí está evolucionando, la industria se está reconvirtiendo. Pero sin las discográficas. Éstas se han quedado fuera. Es tarde, mi amor. Hoy están intentando demostrar su poder de convocatoria, imagino que tirando de amistades y compromisos, pero me temo que dentro de dos años no más, van a llamar y ya no van a encontrar ni a Alejandro Sanz, ni a el Canto del Loco ni a Loquillo. Se les habrán ido. Es tarde, mi amor.

4 Comments

  1. Estupendo comentario, a ti te tenian que haber llevado a la reunion esa del MdC donde, segun la radio hoy, habia blog-egos en logar de bloggeros. A ver si detras de las discograficas esto deja fuera de juego a las entidades de gestion del siglo pasado (sgae, promusicae) y se crean unas del sXXI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s