Víspera de San Windows

santos

 

Sí, mañana es San Windows. Esta festividad se celebra cada ciertos años, sin periodicidad definida, y tampoco tiene una fecha fija. Es el día que Microsoft elige para poner a la venta la nueva versión de su sistema operativo. Y mañana sale Windows 7. Es un día de referencia para los usuarios de todo el mundo y para toda la industria informática –fabricantes de ordenadores, desarrolladores de programas, distribuidores, competidores y, cómo no, los piratas chinos… No en vano, la salida al mercado de un nuevo sistema operativo de Microsoft tiene un efecto dinamizador en el mercado, supone un relanzamiento de las ventas, y por lo tanto quien más y quien menos lleva ya tiempo preparándose para la efeméride. Porque además, dados los tiempos que corren, qué menos que llamarle San Windows.

El primer San Windows como tal tuvo lugar en 1990, si la memoria no me falla. Era Windows 3.0, digamos que el primero que ya no era pulpo sino ciertamente un animal de compañía -¿una tortuga?- para el ordenador, aún con sus defectillos. Apple Killer, lo llamó la prensa americana, porque significaba la entrada en serio de Microsoft en el patio de las ventanas. No voy a hacer aquí la historia de los sistemas operativos de Microsoft, que bien documentada está en Internet y en los libros. Pero no podemos olvidarnos del “día, semana y meses de pasión” que supuso la salida de Windows 95, o del “encierro de San Fermín” en que se convirtió Windows 98 por aquello de incluir el navegador integrado en el sistema operativo, algo que a la competencia y a algún juez no les gustó nada, y salieron a la calle. Y qué decir de Windows XP, lanzado el 25 de octubre de 2001, fue la primera festividad que se celebró después de 11-S, cuando a quien más y quien menos le dio por paralizar o cancelar sus planes, y fue Steve Ballmer el que dijo que el mundo no podía pararse y Microsoft tenía que dar ejemplo, de manera que no alteró sus plazos y lanzó el sistema operativo en la fecha prevista y anunciada.

windows-7-logo-300x300Dicen que este Windows 7 es más santo que ninguno, es decir, se le espera más que nunca. Cuando en realidad, si no me equivoco, es el que ha tardado menos en ver la luz con respecto a su predecesor. Y es que, posiblemente por primera vez, este no va a sustituir a su predecesor. En sus casi tres años de vida, Windows Vista no ha conseguido desplazar a Windows XP de la mayoría de los ordenadores, tanto en las casas como en las empresas. Quiere esto decir que una gran población de usuarios de todo el mundo va a cambiar directamente –o eso se espera- su sistema operativo del año 2001 por el nuevo, ocho años después. Dicho sea de paso, Windows XP ha sido quizás,  junto con Windows 98, el que mayor éxito de crítica, además de ventas, ha obtenido en la historia de Microsoft. Un listón que fue imposible de superar para Vista, pero que ahora en Microsoft están seguros de poder franquear con el “7”.

De las características, especificaciones técnicas, ventajas y no ventajas de Windows 7 ya se ha escrito y hablado profusamente durante todo el año, y hay en este país excelente prensa técnica, on line y en papel, como para que cualquiera acuda a hacerse una idea más que aproximada. Por mi parte, seguramente lo probaré, si me convencen, que yo creo que sí J Al fin y al cabo, yo soy otro de los que llevan ocho años con el mismo sistema operativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s