Un respeto…

Nuestro lunes de retranca tiene que empezar hoy con un debido respeto al campeón. El Rei de Copes ha ganado su decimonoveno título de Liga. Hay que felicitarle además porque, ante todo, este año el Barça ha sido el Rey del fútbol. Para cuando se repartan los honores y distinciones de la temporada, mi propuesta es: mejor jugador de la Liga, Lionel Messi; mejor jugador español, Andrés Iniesta; jugador revelación, Gerard Piqué; entrenador, Pep Guardiola. Y habrá que inventarse otra categoría para darle algo también a Xavi. En fin, todo para ellos…

Ahora vamos con el Master 1000 de Madrid. El sábado a eso de las nueve de la noche, terminada la primera semifinal, recibo de un amigo el siguiente mensaje: “qué c.. Maradona; Dios es español y se llama Rafa Nadal”. Pues sí, porque es que ya no sabes qué decir de él. Se te acaban los adjetivos. Yo ya le he llamado Supermán, McGyver… y de repetirlos se me desgastan los apodos, los símiles…. Djokovic debió de irse a la ducha con la cabeza como un volcán, después de hacerle seis juegos en cada set y catorce puntos en dos tie breaks, ¿qué más podía hacer ya para batirle? Estamos ante un fenómeno sin precedentes en nuestro deporte, un campeón de lo humano y de lo sobrehumano. Porque es una bestia y luego es la persona más sencilla. Aún en la derrota de ayer, a la que no ha querido poner la menor excusa, se merece todo el respeto.

Y un respeto para Roger Federer. A pesar de los disgustos que se ha llevado en el último año y medio, un campeón de sus dimensiones no podía diluirse como un azucarillo. Y aquí, cierta prensa ventajista, cierta afición más forofa y patriotera que entendida, le hah venido dando por acabado, le hah llamado blando, aburrido, llorón… A ver, por favor. A quien le guste solo un poco este deporte, no puede menos que descubrirse ante este jugadorazo que posiblemente vaya a ser o sea ya el mejor de la historia. Por los hechos: 13 Grand Slams, de los cuales cinco Wimbledon y cinco Open USA son consecutivos, que ya se dice pronto, y es que además el tío lleva cinco años, desde 2004, llegando como mínimo a las semifinales de todos los grandes. Y por la forma: pocos tenistas tan elegantes, exquisitos y completos se han visto, un regalo para la vista, amén de que estamos ante otro verdadero caballero. Y mi apreciación, en contra de lo que viene diciendo la prensa entendida –está sí-, es que a día de hoy yo veo a este Federer mejor que el del año pasado. Veremos…

La gran suerte que tenemos los aficionados (los buenos) es poder ver coincidir en el tiempo a dos monstruos de la raqueta de este calibre. Y si los dos son buena gente y uno de ellos encima español, pues qué más queremos…

Por último, un respeto también para el motociclismo español. Eso sí, oigo decir que como Lorenzo le tendió la mano a Pedrosa en el podio, ahora los dos son un poco más grandes. Y digo yo que bueno, quizás un poco sí, pero les queda todavía bastante por crecer, ¿eh? Y no hablo de estaruras. Porque, por ahora, poco que ver estos con los dos anteriores y con los que hemos mencionado más arriba. Pero en fin, toca esta vez felicitarles.

¿Ah, que esta vez no he adjudicado las categorías? Esta vez es Macallan para todos. Y además, como ellos -y el Macallan- nos hacen la vida un poco mejor,  se merecen un temazo como este.

Wonderful life, Black, Youtube

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s